Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Política

“Me podré emberracar si absuelven a Ayú Prado; pero investiguen, ¡coño!”

El exdirigente sindical, hoy parte de la planilla estatal, admite que la justicia sufre de ‘tortugismo'.

Que hoy sea asesor del Ministerio de Gobierno no es impedimento para que Mariano Mena se exprese libremente. El exsindicalista habla sobre lo bueno y lo malo de la actual administración e, inclusive, confiesa que es de los que creen que esta administración sufre de tortuguismo. El exdirigente de la CGTP censura la actitud de la Asamblea, pues, por más que se hable de un cambio de mentalidad, los actos muestran que se aplican las mismas prácticas. Tampoco se salvan los magistrados de la Corte, en especial José Ayú Prado, de quien se refiere en duros términos. A Mena no le importa si al magistrado presidente lo declaran inocente o culpable, solo exige que se le investigue.

ACABA DE PASAR EL 1 DE MAYO, SU PRIMER DÍA DEL TRABAJADOR COMO FUNCIONARIO, ¿QUÉ TAL EL CAMBIO?

Hace cuatro años dejé la dirección de la organización sindical y me he dedicado a mi trabajo, que está vinculado, siempre, al sindicalismo. Con el presidente de la República, Juan Carlos Varela, he llevado una relación desde hace mucho tiempo, pues los sindicatos de varias de sus empresas estaban afiliados a la Central General de Trabajadores de Panamá (CGTP). La relación se estrecha a partir del Frente por la Defensa de la Democracia, en el cual estaban, entre otros, el Partido Panameñista y el Partido Popular.

¿QUÉ HA PASADO CON EL FRENTE?

Dejé la dirección del Frente hace varios meses, a la par que asumí la responsabilidad que me otorgó el presidente. El Frente sigue caminando, sigue trabajando. Aunque no estaba obligado a renunciar, lo hice porque no me parecía correcto dirigir el Frente y estar en una institución estatal.

¿SERÍA JUEZ Y PARTE?

No tengo ninguna responsabilidad ni con el sindicato, ni con la Central ni con la Federación. Me he dedicado, exclusivamente, a la asesoría del ministerio.

¿EL SER ASESOR DEL MINISTERIO NO LE HA CAUSADO PROBLEMAS CON SUS EXCOMPAÑEROS?

No, para nada. Hasta donde he actuado como asesor del Ministerio, no he tenido ningún tipo de responsabilidad en ningún conflicto sindical. Mi responsabilidad, la seguiré asumiendo como siempre.

¿FALLÓ LA ASESORÍA AL MINISTRO MILTON HENRÍQUEZ EN EL CONFLICTO CON LOS CHOFERES DEL METROBUS?

La responsabilidad de lo que pasó ahí fue directamente del Ministro. Él actuó y se presentó. Es su responsabilidad.

¿CÓMO SE SINTIÓ USTED AL VER ESO, YA QUE FUE SINDICALISTA?

Tengo mi opinión sobre cómo se ha manejado el tema; pero prefiero reservarla y comentarla donde debe ser, para evitar conflictos.

¿LO HA HABLADO CON ÉL?

En particular, no.

LA PROTESTA A LA VÍSPERA DE LA CUMBRE DE LAS AMÉRICAS, ¿OPORTUNISMO? SI HUBIESE ESTADO EN LA CGTP, ¿LA HUBIERA RESPALDADO?

Ahí hubo de todo un poco. Estuvo muy mal calculado, por parte de los compañeros transportistas.

USTED NO ES EL ÚNICO MIEMBRO DE LA SOCIEDAD CIVIL QUE ESTÁ EN EL GOBIERNO. LO CONSIDERAN COMO UNA ESTRATEGIA DEL PRESIDENTE PARA COMPRAR SILENCIOS...

Tengo, con respecto a eso, mi propio criterio. En mi caso ya no tenía responsabilidad con la sociedad civil, era ‘agente libre'.

PERO ERA UN REFERENTE...

Sí lo he sido, pero no representaba a ningún sindicato. Ahora, me represento y asumo mis responsabilidades. Tengo mi propio mi propio criterio. Cuando estás dirigiendo un gremio, asumes una posición que favorece los intereses del gremio. Como no represento a ningún gremio, tengo la libertad de elegir con quién trabajo o no. Teniendo experiencia ganada al representar a un gremio de la sociedad, ¿por qué no puede ser aprovechada por un gobierno democrático?

HACE UN TIEMPO USTED DENUNCIÓ A JOSÉ AYÚ PRADO, CUANDO ERA PROCURADOR. ¿QUÉ HA PASADO CON SU DENUNCIA?

Esta denuncia la asumimos a título personal, porque el Frente no tiene personería jurídica. Al enterarnos, como Frente, de lo hecho en el Ministerio Público por el procurador en aquel entonces, Ayú Prado, procedimos a denunciarlo para que las autoridades investigaran. Lamentablemente, a Óscar Ceville, entonces procurador de la Administración, le faltaron las ‘glándulas', pues dejó la denuncia durmiendo el sueño eterno hasta que el gobierno de Ricardo Martinelli designa y ratifica a Ayú Prado en la Corte. Así Ceville logra salirse con el cuento de que ya no le podía investigar porque era magistrado. Esto retrasó el proceso, que llegó a la Asamblea, la cual lo mandó a la Corte, que, a su vez, lo remitió a la Asamblea de vuelta. En la Asamblea, hubo dos intentos para archivarlo. El primero, durante el gobierno de Martinelli, mas no pudieron, porque era un expediente muy voluminoso y con pruebas muy contundentes. Durante esta administración, hemos visitado la comisión de Credenciales, al menos, dos veces al mes para impulsar la denuncia. Lo triste es que se empezó a revolver todo esto a cuatro días del fin del periodo legislativo. Y se revuelve por la presión ciudadana en el caso del magistrado Víctor Benavides. Obviamente, no era fácil pasarle por encima a todo lo que había antes, aunque ya lo hicieron en el caso de Alejandro Moncada Luna. Entonces, encontraron una solución salomónica para distribuir los casos. Veo muy difícil [que algo suceda], porque les faltan ‘glándulas' a dos de los diputados de la subcomisión.

¿A QUIÉNES?

La diputada Zulay Rodríguez la preside. También están Leandro Ávila y Mario Miller. Siento disposición en Zulay. Los documentos que aportamos tienen fecha, lugar, hora y actores de dónde se cometieron los supuestos delitos. En este momento, esa subcomisión debe admitir la querella para que pueda el pleno nombrar al fiscal; pero no lo van a hacer. He conversado, vía electrónica, con Leandro Ávila y lo he intentado con Mario Miller, pero no ha sido posible. Ávila me ha respondido con evasivas. Siento que, de parte de él, no hay la voluntad de que a esto se le pueda dar la admisibilidad. En el caso de Miller —con quien no he podido hablar, aunque he ido varias veces a la Asamblea— siento que, también, me está evadiendo para no escuchar. Presiento que la Asamblea tiene la intención de cerrar el periodo con los expedientes ahí, para que mueran durante el receso. Para el 1 de julio ya habrán pasado dos meses y el asunto habrá bajado de tono, así como la calentura de la ciudadanía.

¿CÓMO SE SENTIRÍA CON ESO?

¡Frustra'o, frustra'o!. Una frustración más, porque, al final del camino, sigue reinando la impunidad si esto pasa.

ASÍ QUE NO HA CAMBIADO NADA DE UN GOBIERNO A OTRO...

Frente a eso, en la Asamblea Nacional, no ha cambiado nada. Todos saben lo que se ha luchado contra la ley ‘blindaje'. La Corte no ha querido pronunciarse, aunque saben que es inconstitucional. Quieren proteger a los diputados; sin embargo, producto de la presión popular, el diputado presidente, Adolfo Valderrama presenta un anteproyecto y, en vez de salir sin blindaje, terminan con el blindaje doble. Ahora es más complicado poner una denuncia contra un diputado por parte de un ciudadano.

¿AHÍ NO ENTRA EN CONFLICTO EL FUNCIONARIO Y EL CIUDADANO?

No pierdo la ciudadanía por ser funcionario.

PERO SI EMPIEZA A PROTESTAR POR LO QUE VE Y NO LE GUSTA DE ESTE GOBIERNO, ¿NO LE TRAERÍA CONFLICTOS COMO FUNCIONARIO?

Puedo protestar después de mi horario de trabajo.

¿INSISTIRÁ CON SU DENUNCIA Y OTRAS QUE HAY?

¡Por supuesto que voy a insistir! ¡Tengo que insistir! Quiero que la justicia impere en mi país.

¿POR QUÉ TIENEN MIEDO ÁVILA Y MILLER?

Yo no... yo no [dubitativo]..

DIJO QUE LES FALTABAN ‘GLÁNDULAS' ...

¡Sí! Lo que siento es que se están cuidando, como todos. Los diputados cuidan a los magistrados, porque los magistrados juzgan sus casos. Esa norma constitucional juega en contra de la ciudadanía.

¿LOS DIPUTADOS TIENEN CON LA QUE LES PISEN?

¡Por supuesto que sí! En la Asamblea hay, si mal no recuerdo, 60 querellas en contra de, apenas, nueve magistrados. ¿Se puede imaginar cuántas querellas hay contra 71 diputados en la Corte?

¿POR QUÉ MONCADA LUNA SÍ Y OTROS COMO AYÚ PRADO, BENAVIDES, OYDÉN ORTEGA O HARLEY MITCHELL NO?

Hay que investigar. No tengo problemas si las investigaciones, al final, absuelven al magistrado Ayú Prado por lo que lo estoy denunciando. Me podré emberracar y pegar cuatro gritos, porque estoy convencido de que cometió un delito; pero investigaron y lo absolvieron. Yo creo que hay méritos para condenarlo, pero por lo menos que investiguen, ¡coño! Es lo menos que se puede hacer, es lo menos por lo que uno debe clamar.

¿MONCADA LUNA FUE CARNE DE CAÑÓN?

No sé, la verdad. A lo mejor dejó huellas que otros no han dejado. Que caiga quien tenga que caer.

¿VEREMOS A ALGÚN OTRO MAGISTRADO TRAS LAS REJAS?

Tengo la esperanza de que sí. Denuncias como la que yo he interpuesto, en donde he aportado de todo (son 11 tomos y 17 cuadernillos). Ayú Prado pide una autorización a la Corte para destruir pruebas, la Corte se lo niega porque, le dicen, ‘usted es un recaudador de pruebas'. Tres o cuatro días después, en un acto público, destruye la evidencia que le habían prohibido destruir. ¿Qué ocultaba?

DÍGALO USTED...

¡No sé qué ocultaba! ¡No lo sé, porque destruyó la evidencia! Habría que ver qué contenían las computadoras, los discos duros extraíbles, los USB, los tablets . Algo quería esconder. Es un abuso de autoridad, la Corte es la autoridad que en materia de justicia es lo más alto. Le habían ordenado no destruirlo, ¿por qué lo hizo? . ¡Que diga que es mentira! En el expediente están las fotos con los exministros, las noticias de los medios. Todo está ahí.

SE HABLA MUCHO DE QUE HUBO UN CAMBIO TOTAL POR QUIÉNES SE ELIGIERON. PERO USTED ME COMENTA QUE EN LA ASAMBLEA SIGUE TODO IGUAL, ¿HUBO UN CAMBIO REAL?

Cambios han habido, lo que pasa es que no son suficientes con las expectativas de la ciudadanía. En la Asamblea ha habido cambios. No se puede decir que la presidencia de la República actúa igual que cuando estaba Martinelli.

¿QUÉ MÁS HA CAMBIADO?

La conducta, en conjunto, ha cambiado, pero hay cosas que los diputados se niegan a cambiar.

¿CÓMO QUÉ?

Que la ciudadanía clama que se legisle para que haya verdadera aplicación de la justicia. La Asamblea no ha estado dispuesta a que eso sea así. Hay compromisos con el ‘Pacto de Estado por la justicia' que viene desde el gobierno de Mireya Moscoso. En el periodo pasado no se hizo nada. A la Asamblea le corresponde modificar estos códigos (a veces por iniciativa propia, a veces por iniciativas del Ejecutivo). Estos cambios no se hicieron en la adminsitración pasada. Y los que se hicieron, fueron para llevarnos para atrás.

¿DÓNDE ESTÁ LO SUSTANCIAL? ¿EN LO QUE HA CAMBIADO O EN LO QUE NO?

Con respecto a las expectativas de la población —que clama por justicia, justicia social y su aplicación—, no ha cambiado lo necesario como para que los ciudadanos pensemos que se aplica. Con el latrocinio que se dio, hay muchos que están volando. ¡No los tocan!

¿CÓMO QUIÉN?

¡No los tocan!

¡¿CÓMO QUIÉN?!

Alberto Vallarino, Demetrio Papadimitriu, el propio Ricardo Martinelli, y otros más. La justicia no los toca. No sé si mañana los tocará. Ha pasado casi un año de gobierno y no ha habido forma. Creo que no saldremos del PAN [Programa de Ayuda Nacional], porque hasta ahora todo es relativo al PAN, no hay ningún otro detenido por otra cosa que no sea PAN.

¿SUFRIMOS DE ‘TORTUGUISMO'?

En materia de justicia, sí.

¿EN QUÉ MÁS?

Estábamos acostumbrados durante cinco años a hacer las cosas a golpe y porrazo, ‘por qué yo digo'. En democracia no se funciona así.

¿ESO ESTÁ MAL?

Hay mucha gente que ya añora a Martinelli por el tortugismo. Martinelli, a golpe y porrazo, decía que quería algo y así se hacía. Tenía unos soldaditos que iban y lo hacían. En este caso, hay resistencia. He tenido divergencias porque no he estado de acuerdo con algunas medidas. No tengo problemas en decirlo, porque se me contrató para asesorar, no para callar. Por eso escribo lo que se me da la gana. La diferencia es que el responsable es el ciudadano, no el dirigente de una organización.

SI EL RUMBO DE ESTE GOBIERNO DEJARÁ DE CONCORDAR CON SU PENSAMIENTO, ¿DEJARÍA SU ASESORÍA EN EL MINISTERIO DE GOBIERNO?

¡Por supuesto que sí!

¿NO LE PESARÍA, EL DÍA DE MAÑANA, HABER ESTADO EN EL GOBIERNO SI EMPEZARAN A SEÑALARLO?

Que yo sea parte del gobierno del presidente Juan Carlos Varela, no significa que deba guardar silencio ante todo lo que haga. Cuando no me guste algo, hablo con él y, si no me gusta [su respuesta], me voy.

¿ASÍ DE SIMPLE?

Así de simple.

==========

‘ Que yo sea parte del gobierno del presidente Varela, no significa que deba guardar silencio a todo lo que haga. Cuando no me guste algo, hablo con él y, si no me gusta, me voy'

==========

PIENSA RÁPIDO

Le voy a dar tres nombres, diga lo primero que se le venga a la mente. >p< — Juan Carlos Varela>p< — presidente>p< — Milton Henríquez>p< — ministro>p< – Vaya, usted no se complica. Un último nombre: José Ayú Prado. >p< — ¿José Ayú Prado? ¡Ay, Dios! Me lo acabas de poner difícil, porque, además de magistrado, esos actos que cometió son corruptos. >p< — Entonces, ¿qué fue lo primero que se le vino a la mente?>p< — Corrupto