Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Política

Crónica del primer revés de Martinelli ante los tribunales

En una audiencia de apenas 50 minutos, el magistrado Jerónimo Mejía negó un recurso de nulidad que la defensa del exgobernante

Crónica del primer revés de Martinelli ante los tribunales
La audiencia, presidida por Mejía (de espaldas), duró apenas cincuenta minutos. Ortega (segundo a la izq.) y la defensa de Martinelli (der.)

En la sala de audiencias de la Corte Suprema había diez abogados apuntados como defensores del expresidente Ricardo Martinelli: uno titular, tres de apoyo y seis en primera fila. Entre ellos figuraban exfiscales, exprocuradores y exministros. Todos para zafarlo apenas de una investigación por supuestas anomalías en la compra de $45 millones en comida deshidratada a través del PAN.

Aunque ayer no pasaron su primera prueba. Y no ocurrió por razones simples, según la Corte. El incidente de nulidad que interpusieron no tenía cabida y no la tendrá hasta al menos dentro de dos meses, cuando ocurra —si se da— la audiencia de imputación de cargos y el magistrado fiscal Oydén Ortega justifique la convocatoria al juicio.

Jerónimo Mejía, el magistrado encargado como juez de garantías, se abstuvo de analizar el recurso presentado por el abogado titular, Rogelio Cruz, quien aseguraba que por el momento en el que habría ocurrido el desfalco en el Programa de Ayuda Nacional (PAN) Martinelli no puede ser investigado ni juzgado a través del Sistema Penal Acusatorio, sino por el sistema anterior, el Inquisitorio.

‘El SPA solo aplica para delitos ocurridos después del 2 de septiembre de 2011, y lo del PAN ocurrió en 2010', arguyó.

Los juristas invocaban ese escenario porque el 31 de marzo pasado la Corte rechazó la apertura de un proceso contra el diputado Pedro Miguel González por, según ellos, el mismo argumento, el del desfase entre el tiempo en que habría ocurrido el supuesto delito y los límites para investigar a través del SPA. Al diputado le perseguían alertas sobre posible blanqueo de capitales, de la Unidad de Análisis Financieros.

‘Esa no fue la razón principal', objetó Ortega.

CAMARADERÍA POLÍTICA

La pretensión de la defensa de Martinelli levantaba murmullos prohibidos en la sala. Que si eso enterraría o no la investigación. Los abogados recibían lecciones del SPA con semejante expediente: por él, el expresidente se ha autoexiliado en Miami (ayer fue captado en un centro comercial de esa ciudad estadounidense), mientras analistas y activistas políticos debaten sobre las repercusiones que tendría un eventual juicio.

‘No es indicado ni apropiado presentar recursos de nulidad en esta fase', determinó Mejía, quien tras cincuenta minutos declaró la sesión cerrada, por petición de los abogados de Martinelli, y saludó con calidez a Alma Cortés y al propio Cruz. Al final hubo un lobby informal en la Corte. Se cruzaron Luis Eduardo Camacho, su hijo, Mariela Jiménez (con Cortés, los únicos funcionarios de Martinelli presentes) los abogados Carlos Carrillo y Sidney Sitton, y los magistrados.

Los estrechones eran simbólicos. Tras el cierre de la audiencia (llamada de control) empezó lo realmente importante, la etapa de investigación. Ortega deberá presentar en julio las pruebas que vinculen o no al expresidente con la corrupción del PAN.

Mientras, juristas discutían si la única evidencia (hasta ahora), la declaración de Giacomo Tamburrelli, exjefe del programa en cuestión, serviría para sostener el proceso hasta el final. ‘Esto se caerá', vaticinaba Alejandro Pérez, ministro de la era Moscoso, que por una herida en la columna se sostenía de un bastón.

EL ESPEJISMO

Otros comentaban a La Estrella de Panamá que podría haber sorpresas: que la denuncia de Tamburrelli hará emerger pruebas que materializarían el proceso contra Martinelli. Tamburrelli espera ser llamado a declarar, aunque amenaza con desdecirse sobre sus señalamientos si no le flexibilizan las medidas cautelares.

Y lo dicen porque creen que Ortega no es tan blando como este lunes parecía: Rogelio Cruz le cuestionaba que resbalaba frente al argumento sobre la ilegalidad de investigar al exmandatario bajo el SPA. Aunque Ortega fue mortífero: arguyó que no era el momento de discutir recursos de nulidad. Y Mejía le secundó.

Así, la etapa de investigación transcurrirá sin maniobras dilatorias. Los abogados del expresidente no podrán presentar un recurso de nulidad más por el momento. Cruz pidió los videos de la audiencia para recurrir la decisión del juez de garantías, aunque a la salida de la sala parecía rendido. ‘Parece que hay decisiones inimpugnables', reclamó.

De todos modos, la defensa de Martinelli se siente confiada. Cree que para cuando Mejía analice su demanda de nulidad el golpe será más fuerte para el fiscal: tendrá que deshacer todo cuanto hizo, y para entonces ya habrá tenido listas sus pesquisas. Sus detractores advierten los excesos de confianza. Porque la Corte, con esto, se juega su nombre.

==========

Jerónimo Mejía

‘ (Con la decisión) no hay merma en los derechos de defensa. No es irrazonable ni contrario al debido proceso no aceptar un recurso de nulidad en esta fase',

JUEZ DE GARANTÍAS DEL CASO RICARDO MARTINELLI