Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Política

Mulino vincula a Varela, Vallarino, Dulcidio y Aguilera

En una declaración de más de dos páginas, el exministro trató de librarse de culpa y responsabilizar al actual presidente de la República

Mulino vincula a Varela, Vallarino, Dulcidio y Aguilera
José Raúl Mulino (hijo) tras la detención de su padre leyó documento redactado por el exministro de Seguridad José Raúl Mulino .

La Fiscalía Tercera Anticorrupción, a cargo de Zuleika Moore, ordenó ayer prisión peventiva para José Raúl Mulino, quien fuera ministro de Seguridad Pública en la administración de Ricardo Martinelli.

A Mulino, se le procesa por delitos contra la administración pública en la modalidad de peculado por su actuación negligente en la instalación de 19 radares comprados a la empresa Selex, filial de la italiana Finmeccanica por un monto de $125 millones.

Pasadas las nueve de la noche, concluyó la diligencia de indagatoria que ayer cumplió tres días. Fue entonces que la fiscal dictó la orden y el exministro fue trasladado.

En un comunicado, que leyó su hijo, Mulino se enfocó en restar valor a la investigación que se adelanta en su contra e insistió en que todo tiene matiz político.

El exministro

Señaló en su comunicado que los prolongados interrogatorios de la fiscal reflejaron un intento inútil por construir un caso a través de premisas falsas. ‘No es jurídico el trasfondo de estos hechos, es político', repitió una y otra vez.

MULINO Y VARELA

El exministro, considerado uno de los más cercanos al expresidente Martinelli, insistió en que Varela y sus allegados son los responsables en este escándalo.

Dijo que ‘no se puede acusar de peculado a quien lo único que ha hecho ha sido cumplir con las directrices enmanadas del Consejo de Gabinete, del que formaba parte Juan Carlos Varela como canciller y quien hoy es presidente'.

También arremetió contra otras figuras ligadas a esta administración de gobierno. Detalló que fue en el Ministerio de Economía de Finanzas, entonces dirigido por Alberto Vallarino y Dulcidio De La Guardia, donde se estructuró la deuda para la compra de los radares, junto con entidades financieras internacionales y bufetes de prestigio.

También mencionó al actual ministro de Seguridad Pública, Rodolfo Aguilera Franceschi. Dijo que si la acusación de peculado partía de los pagos que debía garantizar a Finmeccanica, el actual ministro también incurrió en la misma falta, como hizo Dulcidio De La Guardia al pagarle $7 millones a la empresa Cobranzas del Istmo, S.A.

‘Es absurdo que un ministro que firma un contrato en debida forma sea responsable o co responsable de los resultados del mismo que solo atañen al contratista', dijo el abogado.

‘Es insólito creer o pensar que existe solidaridad o que el ministro firmante es garante de lo que el contratista vaya a hacer', agregó Mulino la mañana de ayer.

Jurícamente el argumentó de Mulino es válido. ‘Un ministro no puede ser responsable de lo que hace un contratista. Existen fianzas que se aplican si no se cumple con el contrato', explicó Rolando Mirones, exdirector de la Policía Nacional y presidente del Movimiento Refundación del Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Sin embargo, esto no lo exime de responsabilidades. Si un funcionario recibe un equipo debe haber una persona idónea, un técnico, que verifique que el equipo tenía la capacidad de funcionar y que cumplía con los propósitos para los que fue adquirido, explicó el exdirector de la Polícia Nacional.

Luego de la revisión se expediría un documento de recibo conforme que permite al contratista hacer los cobros respectivos, detalló el miembro del PRD.

ADVERTENCIA A MINISTROS

Mulino advirtió que la investigación que se adelanta en su contra siembra un precedente funesto, considerando que existen fianzas que respaldan las contrataciones públicas.

Con este argumento, el funcionario de la administración de Martinelli se defendió de los cargos de peculado que le imputa la fiscal tercera anticorrupción, Zuleika Moore, por el incumplimiento en la instalación de 19 radares para combatir el narcotráfico comprados a Selex - filial de Finmeccanica - por un monto de $125 millones.

La compra de los radares desató uno de los mayores escándalos de corrupción de la pasada administración luego que se divulgó que supuestamente se pretendía cobrar coimas de hasta $25 millones. Ese mismo mes, la Fiscalía Tercera Anticorrupción abrió una investigación por esta causa.

En este caso es complicado probar que hubo peculado, al menos que existan documentos que demuestren que hubo dolo, es decir, que hubo algún tipo de acuerdo e intención para defraudar al Estado. ‘Sólo en ese caso sería responsable el funcionario, pero esto habría que probarlo', comentó Mirones.

LA SALUD DE MULINO

Mulino, por su parte, durante la indagatoria se refirió a su estado de salud. ‘Tengo un historial médico delicado', dijo. Se refirió a tres operaciones de la columna vertebral, problemas de tromboembolismo y cardiovasculares.

Una fuente de Medicatura Forense explicó que la condición de salud del exfuncionario es ‘estable'. Este resultado es producto de una revisión médico legal que ordenó la fiscal Moore el pasado viernes en horas de la tarde.

En cuanto al proceso que dirige el propio Mulino, con el respaldo de una abogada, su defensa solicitará una serie de testimonios que no detalló.

Mulino advirtió que se había programado una diligencia en todos los sitios donde están ubicados los radares, según él, un año y mediod espués de que este gobierno los desconectara y los decuidara. ‘Lo único que va a arrojar son fotografías de radares de infraestructuras hechas chatarras, sitios abandonados y llenos de monte porque no se le dio mantenimiento', concluyó el exministro.

==========

‘La administración Varela construye un proceso destinado a escarnecer a sus opositores políticos',

JOSÉ RAÚL MULINO

EXMINISTRO DE SEGURIDAD PÚBLICA