26 de Feb de 2020

Política

Marcha popular pide destitución de Ayú Prado en la Corte

Medio centenar de grupos protestarán hoy contra el jefe del Judicial, en rechazo por su reelección

Marcha popular pide destitución de Ayú Prado en la Corte
José Ayú Prado es presidente de la Corte desde el 2 de enero de 2013.

Medio centenar de organizaciones han anunciado para hoy una marcha y piquete de protesta hasta la entrada del Palacio Gil Ponce para reclamar la renuncia del magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Ayú Prado.

El último magistrado nombrado por el expresidente Ricardo Martinelli y sustituto en la presidencia del destituido Alejandro Moncada Luna, su reciente reelección se interpreta como el ‘continuismo' de los desmanes jurídicos de la pasada administración.

‘Con Ayú (en la presidencia de la Corte) no puede haber cambios', sostienen algunos de los líderes cívicos que promueven la protesta.

La marcha, señalan, es además un distanciamiento de la ‘nueva Corte', renovada con la reciente designación de Cecilio Cedalisse y Ángela Russo, con quienes Ayú Prado contó para reelegirse como jefe del Judicial.

‘Si no hubiera sido por sus votos, Ayú Prado no hubiera sido el presidente, la cara pública, el representante y vocero de nuestra alta corporación de justicia. Esto ha sido una burla a los ciudadanos', indicó Magaly Castillo, directora de la Alianza Ciudadana Pro Justicia, que respalda el piquete de hoy.

En un comunicado conjunto, el frente de 52 organizaciones señala que ‘los dos últimos nombramientos en la Corte Suprema no representan ningún cambio hacia una política de objetividad transparencia e independencia'.

Las agrupaciones irán a la Corte a recordarle a Ayú Prado las denuncias que pesaban sobre él, entre otras, haber forzado al florista César Segura a devolver al Estado un millonario relleno en Paitilla para que el gobierno de Ricardo Martinelli aplacase el escándalo por habérselo ‘regalado' con el propósito de luego venderlo a su ‘círculo cero'.

Recuerdan, además, las acusaciones del exjuez Alexis Ballesteros, quien denunció la manipulación del expediente que se le seguía a la excandidata Balbina Herrera, querellada por Martinelli por divulgar su correspondencia y por su falta de diligencia tras la renuncia forzada a la Procuraduría de Giuseppe Bonissi, a quién él sucedió.

EL MÁS DENUNCIADO

‘Imagine que cada persona que esté en desacuerdo con un fallo pida la renuncia de un magistrado. Las cosas no funcionan así en la Corte Suprema de Justicia. Mi reelección no pasó por nada ilegal, no se violó ninguna garantía fundamental', dijo Ayú Prado, en una entrevista exclusiva a la televisora TVN .

La Asamblea Nacional tiene en su haber ocho quejas contra el reelecto presidente del Órgano Judicial, tres de ellas presentadas en los últimos meses. Otras tres fueron desestimadas porque perdieron vigencia o por defectos de forma y cinco ‘acumuladas' esperan el ‘desestimiento' oficial del denunciante.

El Movimiento de Independientes (Movin), que no respalda la protesta, ha considerado que es ‘fundamental' que el Legislativo decida el futuro de estas causas. ‘No se puede acusar al magistrado de corrupción si no han sido definidas estas denuncias', sostuvo Anette Planells, vocera de la agrupación.

Tras su reelección, se han agregado otros cuestionamientos: los de David Sitton y de Frenadeso, que considerado que la reelección de Ayú Prado confirma la existencia de un ‘pacto' tácito entre el Gobierno y el magistrado presidente, que incluye el bloqueo de cualquier posibilidad de investigación en la Asamblea.

En abril pasado, la Comisión de Credenciales del Legislativo consideró que, tras la renuncia de Víctor Benavides, investigado por supuesto tráfico de fallos, eran los procesos contra Ayú Prado, la prioridad. Aunque los diputados sostenían que las causas eran ‘graves', no prosperaron por la compleja distribución política de la cámara tras el cambio de directiva en el primer período legislativo.

CUESTIÓN DE TIEMPO

A Ayú Prado no deben tomarle por sorpresa las protestas populares, que ya protagonizó la sociedad organizada contra Moncada Luna.

En octubre, el presidente de la Corte enfrentó los ataques mediáticos de un grupo de organizaciones civiles y exjueces que exigían su dimisión, tras negarse a tomar distancia de la investigación contra Martinelli por el escándalo de Financial Pacific. El exmagistrado Carlos Lucas López renunció al consejo de asesores del magistrado, en un mensaje contundente de desaprobación.

Aunque poco después Ayú Prado coqueteó con sus opositores, al denunciar una red de corrupción en el Judicial, no logró acabar con su mala fama: ‘la única alternativa', dicen las organizaciones que hoy protestan, es que renuncie.

==========

EL POLÉMICO ASCENSO

Ayú Prado fue fiscal contra el Crimen Organizado hasta 2011

  • Tras procesar a Ernesto Pérez B., y producto de la salida de Giuseppe Bonnissi, fue nombrado procurador.
  • Ayú Prado pasó a la Corte en 2012. Fue el último nombramiento de Martinelli.