21 de Feb de 2020

Política

Ulloa destaca la corrupción como ‘pecado grave’

El jefe de los católicos, reclamó a los panameños “una urgente conversión”, ante la situación de corrupción que afecta al país

La corrupción y las afectaciones que este flagelo genera sobre la sociedad se convirtió este domingo en uno de los temas centrales de la homilía pronunciada por el arzobispo de Panamá, durante la celebración de la misa de Jesús Nazareno, en La Atalaya de Veraguas.

El mismo escenario fue aprovechado por el prelado católico para insistir para en su llamado a la sociedad sobre el daño que están haciendo las redes sociales en la población. Ulloa dijo que hay que aprender a discernir sobre lo que se dice en las redes sociales, lo que es cierto y lo que es falso, al tiempo que destacó que detrás de lo que se dice en las redes sociales está el poder económico y el poder político.

En medio del usual calor de la época en esta región del país, Ulloa ofició la misa que marca el primer domingo de Cuaresma y al que la Iglesia católica panameña le brinda mucha importancia por la gran cantidad de seguidores que usualmente se apersonan a la ceremonia.

Según cálculos de los organismos de seguridad. Este año la cifra está cerca de las 300 mil personas. En esta ocasión, se recibió en el pueblo de La Atalaya, una de las trece imágenes peregrinas que la Virgen de Fátima de Iglesia católica internacional, lo que a juicio de Ulloa es un reconocimiento a los panameños.

Mensaje a los corruptos

Como usual, este año asistió el presidente de la República, Juan Carlos Varela, quien estuvo acompañado del ministro de Vivienda, Mario Etechelecu; el director de la Policía, Omar Pinzón, entre otras figuras de su gobierno.

Durante la homilía (mensaje a los feligreses), monseñor Ulloa dijo que hay que partir de que “somos pecadores, somos corruptos”, lo cual define como un cáncer que corroe a la sociedad y que debe ser “arrancado del corazón de cada uno”.

En este proceso, el obispo dice que tenemos que ser capaces de “aceptar el daño que hicimos y seguimos haciendo al país”, no solo en lo económico, sino también en lo moral. Ante esta realidad, agrega que nadie está exento de la responsabilidad: ni iglesias ni ricos ni pobres, muchos menos los políticos que ostentan el poder político y económico.

En medio del escándalo de Odebrecht que ha afectado a varios países, dijo que “la corrupción no tiene nacionalidad”. Citó al papa Francisco, quien señaló: “los corruptos están por todas partes y ¿quién paga la corrupción?, Él mismo se responde: La paga el pobre, la pagan los hospitales sin medicinas, los enfermos no tiene cuidados y los niños que no tienen educación.

Ayuno de redes sociales

Ulloa volvió a referirse a lo que ha denominado, el “linchamiento moral que se hace en las redes sociales” y reiteró el llamado a hacer un “ayuno de redes sociales” en temporada de Cuaresma.

A juicio de Ulloa, los panameños tienen que ver que se están haciendo “linchamientos” sin fundamento, pues se hace caso a lo que se dice en las redes sociales, sin verificar que sea cierto o sea falso. A la vez destacó que lo que hay que tener presente es que detrás de lo que se dice por estas vías, está el poder político y económico.

Al iniciar la Cuaresma, el arzobispo hizo un llamado a los católicos a declarar un ayuno de redes sociales, periodo en el cual deben estar al margen o evitar el uso de esta tecnología para evitar su consecuencia.

Pidió además que a través de estas vías, no se alimente “las llamas de la desconfianza, del miedo y odio”. En este caso al igual que el papa Francisco, pide que se usen las comunicaciones para “tender puentes” y usar la misericordia para devolver la paz a familias y las comunidades.