Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Política

Sabonge niega filtración de información de ACP

No fui ni uno ni otro en esos estudios, por lo que no manejé información confidencial.

Rodolfo Sabonge, exfuncionario de la Autoridad del Canal (ACP), señalado por haber filtrado información a una de las empresas que participa en la licitación para la concesión del puerto de Corozal, brindó su versión a través de una carta enviada a La Estrella de Panamá y negó los señalamientos. A continuación, el texto:

‘Panamá, 28 de marzo 2017 Señor Gerardo Berroa, Director La Estrella de Panamá

Apreciado Sr. Berroa: Con fundamento en el Artículo 2 de la Ley 22 de 29 de junio de 2005, sobre derecho a réplica, remito para su difusión, información aclaratoria de la noticia del periodista Carlos A. Cordero, publicada en la edición del 27 de marzo de 2017 bajo el titular ‘Filtración de informe pone en entredicho transparencia de ACP', la cual afecta de manera directa mi reputación, debido a que la misma refleja información errada y excluye hechos relevantes.

Para comenzar, niego de manera categórica que haya revelado, divulgado o compartido el informe sobre supuesto estudio de Corozal al que se refiere la nota. Dado que la noticia gira alrededor de esta acusación, considero que el resto del contenido pierde sentido por carecer de imparcialidad, equilibrio y objetividad, conforme lo exige el Código de Ética que rige la profesión de periodista. Debido a ello, la nota está llena de inexactitudes y falsedades.

A continuación sustento lo antes expresado: Si bien es cierto que en la nota se repite, de manera textual, aseveraciones de terceros, también es cierto que no se confirmó si la información vertida era cierta o falsa, ni se contactó a las personas que se mencionan en la nota. Me acogí a mi retiro voluntario el 1 de noviembre del 2013. No hace un par de años como dice la nota. Esto es importante porque para finales de 2013, por intervención del Fiscalizador General de la ACP, se cancelaron todos los contratos para estudiar el puerto de Corozal. O sea que todo lo transcurrido, con respecto a estudios, términos de referencia, precalificación y licitación del proyecto de Corozal, se produjo después de mi salida de la ACP. Por lo tanto, no pude haber contaminado un proceso que no había iniciado. Lo anterior descalifica lo señalado por el diario. Es importante indicar que en la ACP todo se rige por reglamentos. De ahí que la información se maneja de manera estructurada y la confidencia es reservada, aún para directivos y ejecutivos. Con demasiada ligereza se ha hablado de filtración de información confidencial, cuando en la ACP la información de un contrato nada más la maneja el especialista de contrato y/o el representante del oficial de contratos.

No fui ni uno ni otro en esos estudios, por lo que no manejé información confidencial. De acuerdo con el artículo, la supuesta filtración tuvo como destinatario al Sr. Carlos Urriola quien, según el artículo, trabaja para APM, una de las firmas que alcanzó la precalificación y que por lo tanto tendría interés en el proyecto de Corozal. La realidad es que el Sr. Urriola, hubiera podido aclarar y despejar dudas si se le hubiera contactado. Él nunca ha trabajado para APM; él trabaja para MIT, empresa que ni siquiera precalificó. Atreverse a especular que, además de la supuesta filtración, hubo pago de dinero, es una acusación falsa e irresponsable Un diario serio, como ha sido La Estrella, no debe jugar con la honra de una persona de esa manera.

Otro aspecto importante es que de acuerdo con la ley orgánica de la ACP, el Fiscalizador General debe informar a la junta directiva sobre cualquier investigación y o hallazgo que merezca alguna acción posterior. Según declaró el Ministro Roberto Roy en la misma sesión de la Asamblea a que se refiere la nota, nunca existió el supuesto informe sobre filtraciones. El informe que presentó el Fiscalizador General acerca de mi persona fue sobre un audito realizado desde el año 2002, con respecto a ajustes por horas de vacaciones. Este informe fue enviado a Contraloría, que posteriormente lo devolvió a la ACP para que lo resolviera por la vía administrativa. Debo mencionar en este sentido que si desea más sobre los informes que rindió el Sr. Domínguez, puede solicitar confirmación al Sr. Ricardo De la Espriella, quien era miembro del comité de auditoría en aquel entonces y podrá ratificar que nunca se presentó el informe de investigación al que, supuestamente, se refirió la directora Castillo. A lo largo de mis 28 años de servicio en el Canal de Panamá tuve el privilegio de dirigir y ejecutar muchos proyectos con el más alto grado de profesionalismo e integridad; si algo puede decirse de mí es que siempre mantuve, y aún mantengo, la más alta lealtad a la institución y a los mejores intereses del país. A más de tres años de mi salida, personas que nunca han tenido que ver con el Canal dan por cierto lo que se le atribuye a la directora sin mayor respaldo documental. Agradecería que se publique esta carta a fin de aclarar y corregir las deficiencias de la noticia que la motiva.

Rodolfo Sabonge

Céd. 8-191-527