La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Política

Diputados y ministros, obligados a  trabajar este sábado 1 de julio

La Constitución dispone que el periodo ordinario de la Asamblea se inicia el 1 de julio.

Los diputados deben conciliar intereses políticos para lograr la postulación de la directiva.

Como pocas veces, la Asamblea Nacional tendrá que reunirse este sábado 1 de julio. A la sesión de ese día, se espera un alta asistencia de diputados, tanto principales como suplentes. En esa fecha, ninguno se puede correr el riesgo de que su curul esté vacía.

Ese día se escoge al presidente de la Asamblea Nacional por el próximo año, así como a los dos diputados que lo acompañarán como vicepresidentes. La elección será muy estrecha. Un solo voto puede hacer la diferencia entre el que gane y el que pierda o el grupo que se quedará con el control de la directiva y al que le tocará estar en la oposición legislativa por los próximos doce meses.

PERIODO LEGISLATIVO

La Asamblea Nacional debe iniciar el 1 de julio las sesiones ordinarias

En esa misma fecha se debe elegir la nueva junta directiva de la Asamblea.

En esa sesión inicial, el Órgano Ejecutivo debe dirigir un mensaje a la Nación sobre su último año de gestión.

Los diputados no son los únicos obligados a trabajar esa jornada sabatina. También deben asistir el presidente de la República, Juan Carlos Varela; los ministros de Estado y los magistrados, tanto de la Corte Suprema de Justicia, como los del Tribunal Electoral.

No lo harán por voluntad propia, deben hacerlo por mandato constitucional. Les toca asistir a la sesión de instalación del primer periodo de sesiones ordinarias de la cuarta legislatura de la Asamblea Nacional.

La Constitución en su artículo 149 es clara. Esta sesión de instalación debe realizarse el 1 de julio. Se trata de un mandato ineludible.

MENSAJE A LA NACIÓN

El mandatario tiene que rendir en esa misma sesión un informe a la Nación de lo que han sido sus últimos seis meses de gestión y lo que proyecta para el año venidero.

También la Constitución Política de la República así lo dispone en el numeral 5 del artículo 182. La norma enumera entre las ‘atribuciones que ejerce por sí solo el presidente de la República'.

El citado numeral señala: ‘Presentar al principio de cada legislatura, el primer día de sus sesiones ordinarias, un mensaje sobre los asuntos de la administración'.

El mensaje presidencial y la sesión de instalación de la Asamblea Nacional serán transmitidos íntegramente por Sertv (televisora estatal) y Radio Nacional (emisora estatal). Los canales comerciales también harán lo propio. Les tocará competir con las tiras cómicas y la programación infantil matutina de los sábados.

Por política de comunicación del actual gobierno, cada uno de los ministros de Estado y la instituciones gubernamentales ha rendido por adelantado un informe de su gestión durante los últimos seis meses. El anfiteatro de la Presidencia de la República ha sido el escenario para la rendición de cuentas durante las dos últimas semanas. Por allí han desfilado los funcionarios presentando su informe de gestión.

JORNADA LEGISLATIVA

Previo al mensaje del presidente de la República, los diputados deben elegir la junta directiva (presidente y dos vicepresidentes).

Se espera una elección muy reñida. Hasta la fecha, ninguno de los tres partidos mayoritarios en la Asamblea Nacional (Panameñista, Cambio Democrático y el Partido Revolucionario Democrático) ha definido quién será su candidato ni mucho menos con qué otro colectivo pactarán para asegurar los 36 votos que se requieren para lograr el triunfo.

Los días que quedan hasta la sesión de instalación continuarán las negociaciones secretas entre los diputados con el propósito de llegar a un pacto.

Los tres partidos con mayor presencia en el pleno legislativo (CD, PRD y Panameñista) ya lo han adelantado. Van a negociar con el fin de lograr el triunfo, pero todos quieren que la propuesta de su partido sea el candidato a la presidencia, con el objetivo de mantener el control legislativo para el año que concluye el 30 de junio de 2018.