La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Política

Los dineros para comprar Epasa salieron del Estado

El Ministerio Público formuló cargos de blanqueo de capitales a quince personas jurídicas, dos personas naturales y una firma de abogados

Los dineros para comprar Epasa salieron del Estado

El Ministerio Público formuló cargos de blanqueo de capitales a quince personas jurídicas, dos personas naturales y una firma de abogados en la investigación denominada ‘New Business', sobre las transacciones efectuadas para la compra de Editora Panamá América (Epasa) en el año 2010.

La Procuradora General de la Nación, Kenia Porcell, explicó que se ha realizado una serie de investigaciones que permitieron determinar cómo dineros estatales ingresaron a una cuenta offshore que se usó para la compra de los medios de comunicación del Grupo Epasa: ‘Crítica', ‘Día a Día' y ‘Panamá América'.

La cuenta fue creada para recibir y recolectar dinero (...) ‘y con el fin de disimular el presunto origen ilícito del dinero mediante el cual fueron adquiridas un grupo de empresas, entre ellas, medios de comunicación', añadió Porcell.

DINERO ESTATAL

Según la fiscal general, ‘en esta operación se logró identificar dinero estatal que se ingresaba de manera inusual al sistema financiero para luego distribuirlo entre otras personas naturales y jurídicas'. Los dineros provenían, entre otras fuentes, de la licitación para la ampliación y rehabilitación de la autopista La Chorrera - Arraiján, proyecto licitado y contratado en el periodo presidencial de Ricardo Martinelli, en el cual Federico José Suárez fungía como ministro de Obras Públicas (MOP) y fue sustituido por Jaime Ford.

Se trata de al menos dieciocho transacciones, que se hicieron en febrero del 2010, y de las cuales dieciséis se efectuaron en dos días y sirvieron para la compra de la editora en cuestión, por la cual se pagaron en total $39 millones.

Estas transacciones eran por montos que iban desde los $80 mil hasta los $11.4 millones y se realizaron desde cuatro jurisdicciones identificadas: Panamá, Suiza, China y Estados Unidos, según las investigaciones realizadas por el Ministerio Público.

Desde aquí se realizaron dieciocho transacciones a una sociedad creada en Islas Vírgenes denominada ‘New Business (nuevo negocio).

La sociedad, a su vez, tiene su cuenta bancaria en otra jurisdicción, en Monserrat, en el Caribe. Desde esta cuenta , el 21 y 22 de diciembre del año 2010 se giraron los dos cheques para la compra de Epasa.

El proceso, según detalló la procuradora, cumplió con las fases del delito de blanqueo de capitales, que son la colocación, estratificación e inversión del dinero.

‘Las personas realizan estos movimientos para retornar el dinero al país', dijo la jefe del Ministerio Público para sustentar la investigación.

En su intervención, la fiscal general recalcó que no se ha ordenado ninguna medida legal que limite el ejercicio de la prensa panameña y que se respetará el funcionamiento de los periódicos.

El Ministerio Público no ha secuestrado ni allanado las instalaciones de este grupo empresarial ni tampoco pretende cerrar esta empresa, aseguró Porcell. El objetivo es la devolución del dinero, aclaró.

Porcell también explicó que el delito de blanqueo de capitales requiere de uno precedente y en este caso es un delito contra la administración pública supuestamente ocasionado por la licitación de la ampliación de la autopista.

El proyecto fue adjudicado a la empresa Transcaribe Traiding, S.A. (TCT), ligada a los hermanos Ochi.

El gobierno de Ricardo Martinelli otorgó un adelanto de $22 millones, que se presume se usó para la compra de Epasa.

Los dos exministros de Obras Públicas, Federico Suárez y Jaime Ford, han sido llamados a indagatoria el próximo 28 y 29 de junio. Daniel Ochi, por su parte, está detenido de forma cautelar.

El empresario Felipe Virzi concurrió ayer al Ministerio Público con la intención de colaborar en el caso.