26 de Sep de 2021

Política

Los objetivos de desarrollo sostenible y el mundo del trabajo

En Panamá, mediante el Decreto 393 del 14 de septiembre de 2015, se adoptan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se constituye en una hoja de ruta en favor del planeta, las personas y su dignidad, asociaciones, justicia y prosperidad. La misma contempla 17 Objetivos con 169 metas de carácter articulado que abarcan las esferas económica, social y ambiental, los tres ejes del desarrollo sostenible.

Se espera que los programas de desarrollo de los países incorporen las principales metas identificadas en la estrategia de desarrollo hacia el 2030. Los países tendrán la responsabilidad de definir las prioridades de acción en materia de políticas públicas, a fin de avanzar hacia un desarrollo humano integral.

Al adoptar la agenda, los Estados se comprometieron a movilizar los medios y recursos necesarios para su implementación, lo cual se verá reflejado en las acciones y medidas que se implementen por parte de los Estados.

En Panamá, mediante el Decreto 393 del 14 de septiembre de 2015, se adoptan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En ese sentido, se establece como meta prioritaria el cumplimiento de acciones en materia de políticas públicas y programas que vayan dirigidos al cumplimiento progresivo de los ODS.

Cabe destacar que en el numeral 4 del artículo 6 del Capítulo II, se estipula lo siguiente: ‘Promover el establecimiento de alianzas público-privadas que articulen las políticas y acciones de diferentes sectores (Gobierno Nacional, administraciones territoriales y locales, sector privado, organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales, academia, organismos y otros) para la consecución de los ODS'.

Por ello, la responsabilidad de avanzar hacia un mayor desarrollo de nuestra sociedad es de todos y cada acción de los diferentes sectores debe implementarse de forma articulada, en beneficio de las personas y su dignidad bajo un enfoque de derechos humanos. Esto impactará de forma positiva para alcanzar una sociedad más igualitaria y de respeto a sus derechos.

Trabajo decente y crecimiento económico

En Panamá, la erradicación de la pobreza se constituye en uno de los grandes desafíos que tenemos como país y sociedad, en donde todos los sectores debemos establecer los mecanismos de articulación para reducir las grandes desigualdades que impactan a diversos grupos de la población.

A partir de este nuevo marco de desarrollo, la consecución del ODS 8, dirigida a alcanzar ‘trabajo decente y crecimiento económico' es una meta de suma relevancia para reincorporar a los grupos de población que han estado excluidos de los beneficios del crecimiento económico.

En este sentido, es necesario conocer los nuevos escenarios y principales retos que demandará el mercado laboral. Conocer esa realidad nos llevará a tomar medidas de políticas públicas necesarias para garantizar y promover el trabajo decente y la reducción de desigualdades sociales.

La nueva realidad del trabajo

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo ya no será igual. El entorno laboral en América Latina se está transformando debido a la digitalización y la automatización.

El informe sobre el panorama laboral de la región muestra signos poco alentadores. Los incrementos en la informalidad y las tasas de desempleo, se constituyen en factores importantes que deben ser abordados dentro de la dinámica del mercado laboral de América Latina.

El desarrollo de capacidades blandas y el uso de nuevas tecnologías de la información y comunicación se constituyen en herramientas fundamentales para la población en edad de trabajar, sobre todo para los más jóvenes.

El compromiso de todos los sectores para alcanzar los ODS, así como un entendimiento profundo de las realidades sociales, serán determinantes para reducir las brechas sociales y económicas, y alcanzar una sociedad más justa, equitativa y sostenible.

ECONOMISTA