24 de Feb de 2020

Política

Jueza se acoge a 30 días para absolver o condenar a Cucalón

Cucalón podría enfrentar entre 8 y 15 años de prisión por peculado y entre 4 y 8 años por corrupción de funcionarios.

Jueza se acoge a 30 días para absolver o condenar a Cucalón
El exdirector de la DGI Luis Cucalón acudió ayer a audiencia por el caso Cobranzas del Istmo.

La jueza Primera del Circuito de lo Penal, Águeda Rentería, se acogió al término de 30 días para decidir si condena o absuelve por peculado y corrupción de funcionarios al exdirector de Ingresos Luis Enrique Cucalón.

COBRANZAS DEL ISTMO

El contrato 100 del 25 de agosto de 2010 permitió a la empresa cobrar impuestos morosos

Entre 2010 y 2014, la empresa facturó comisiones millonarias por tramitar deudas morosas.

La gestora de cobros sirvió de pantalla para ocultar un desfalco de grandes proporciones.

El fiscal Anticorrupción de Descarga, Adecio Mójica, solicitó condenar al exfuncionario de la administración de Ricardo Martinelli por el cobro ilegal de impuestos a través de la empresa Cobranzas del Istmo, S.A, en una audiencia ordinaria celebrada ayer.

Mójica aseguró que ‘está plenamente comprobado que hubo acuerdo de voluntades para cometer un acto de corrupción'.

El agente de instrucción agregó que este ha sido un expediente bien tramitado por la Fiscalía Primera Anticorrupción que pudo determinar cómo se cometieron los ilícitos al contratar a la recaudadora de impuestos morosos entre 2010 y 2014.

Cucalón podría enfrentar entre 8 y 15 años de prisión por peculado y entre 4 y 8 años por corrupción de funcionarios.

Rentería ordenó el arresto del exdirector de ingresos a la cárcel El Renacer desde el 12 de septiembre de 2017, después de haber pasado casi dos años bajo arresto hospitalario en Punta Pacífica.

El empresario Cristóbal Salerno, propietario de Cobranza del Istmo, S.A., fue condenado a 48 meses de prisión por peculado en el cobro de la cartera morosa del Estado.

Salerno no fue a prisión, su pena fue reemplazada por 500 días multa, a razón de $600 diarios, sumando un total de $300 mil.

En un acuerdo de pena, Salerno confesó que Cucalón le pedía que ‘le tirara la toalla'.

El abogado defensor de Cucalón, Edwin Teira, dijo que la fiscalía continúa sustentando ‘una historia increíble' contra su representado con falta de evidencias. Teira agregó que quien confesó y admitió su responsabilidad fue el propietario de Cobranzas del Istmo, S.A.

Una auditoría efectuada por la Contraloría General de la República puso en evidencia las irregularidades en los pagos efectuados a la empresa Cobranzas del Istmo, S.A., que entre 2010 y 2014 fungió como gestora de cobros de impuestos morosos.

El documento también corrobora que hubo incumplimiento en el proceso de contratación directa de la empresa para la recuperación de la cartera morosa y no pagada.

El informe de auditoría efectuado por la Contraloría vincula a Cucalón con un perjuicio contra las arcas estatales de $29 millones, producto del contrato 100 del 25 de agosto de 2010, firmado entre la Dirección General de Ingresos y la empresa.