Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Política

Kenia Porcell se suma a la lista de los procuradores caídos en democracia

Los "Varela Leaks" empujaron a la procuradora a dejar el cargo, sumándose a la lista de funcionarios que hicieron lo propio en la era postdictadura

Kenia Porcell, procuradora General de la Nación.Archivo | La Estrella de Panamá

Panamá ha tenido ocho procuradores en sus 30 años de democracia. Aunque ninguno ha estado exento de escándalos, el único que culminó su período fue José Antonio Sossa, nombrado por el expresidente Ernesto Pérez Balladares.

Rogelio Cruz fue el primer procurador nombrado en la era postinvasión por el entonces presidente panameñista, Guillermo Endara. Fue destituido en medio de su periodo, que fue completado por el jurista Jorge Ramón Valdez

José Antonio Sossa fue nombrado por el siguiente presidente, el perredista Ernesto "El Toro" Pérez Balladares. A la postre, ha sido el único que culminó su período de diez años, que se extendió durante el mandato de la presidenta Mireya Moscoso, entre los años 1995-2005. 

La próxima procuradora que entraría al cargo sería nombrada por Martín Torrijos en 2004: Ana Matilde Gómez. Pero un proceso iniciado en la administración siguiente, la de Ricardo Martinelli, terminó condenándola por escuchas "sin autorización judicial" que la obligaron a dejar el cargo.

Le suceden Giuseppe Bonissi, José Ayú Prado y Ana Belfon, todos cercanos al entonces presidente Ricardo Martinelli. En ese quinquenio pasaron cuatro procuradores por esa silla.

Kenia Porcell llegó el 1 de enero de 2015 de la mano de Juan Carlos Varela. Con una larga carrera en el Ministerio Público, fue nombrada como asesora en el Consejo de Seguridad por Varela. Con altas expectativas -y algunos resultados inéditos- Porcell tampoco escapó de escándalos, entre ellos constantes denuncias de investigaciones selectivas y encubrimiento por parte de la oposición. 

La presión por la renuncia llegó por parte del Ejecutivo primeramente con el cambio de gobierno en julio pasado. Una serie de movimientos de personal por parte del Ministerio de Seguridad causó que Porcell saliera al paso denunciando intentos por desestabilizar la institución. El presidente Cortizo desvió el intento y dijo que respetaba la institución y la separación de poderes.

Pero la publicación -sin autoría conocida -de las comunicaciones entre el expresidente Varela y Porcell, el pasado 5 de noviembre, bajo el nombre de  "Varela Leaks, logró lo que no pudo hacer el Ejecutivo ni las denuncias públicas hasta ahora. Este martes, la procuradora Kenia Porcell informó que al día siguiente, 13 de noviembre, presentaría su renuncia al actual mandatario.