Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Antonio Saldañaopinion@laestrella.com.pa

Opinión

Diálogo del Bicentenario: Excluyente, impertinente y sin Constituyente

Como se puede advertir es una conversa excluyente y de una agenda de temas impertinentes y genéricos, tales como salud , seguridad social, educación, economía, seguridad y servicios básicos

Fuentes oficiales han informado a través de los medios de comunicación social que el 26 de noviembre próximo, se dará inicio al denominado Diálogo del Bicentenario "cerrando brechas", el cual tendrá una duración de un año(como si las angustias presentes del pueblo esperaran tanto) y en el que solo participarán el gobierno y los representantes de las entelequias políticas. Los gremios -al menos de los obreros- serán "convidados de piedra" (No participarán del debate, sino de un burocrático Consejo Consultivo).

Como se puede advertir es una conversa excluyente y de una agenda de temas impertinentes y genéricos, tales como salud , seguridad social, educación, economía, seguridad y servicios básicos. Sin embargo, deja por fuera un aspecto fundamental y sensitivo del acontecer nacional: La Constituyente.

Por la metodología planteada, todo indica que el diálogo se transformará en un monólogo de las entelequias políticas, cuyos resultados son previsibles: blindaje del desgastado modelo neoliberal de clientelismo político.

Otra cosa sería sí el diálogo fuera focalizado en cinco (5) temas específicos y prioritarios, verbigracia, programa de empleo y reactivación económica; Programa de IVM de la CSS (Pensiones); Seguridad agroalimentaria , educación virtual y sostenibilidad sanitaria por la pandemia. Cinco (5) aspectos puntuales y de corto plazo que deben presentar sus frutos a más tardar al final del primer trimestre del próximo año.

Y, por último, pero no menos importante, el debate estratégico e institucional de un nuevo pacto social: La Constituyente; cuyos efectos bien podrían coincidir con el bicentenario de la independencia de istmo Panamá de España y dependencia de Colombia.

Está demás señalar que el diálogo convocado por el Excelentísimo Señor Laurentino Cortizo Cohen, Presidente de la República -por las razones antes expresadas- no tiene futuro, además porque es excluyente, no han sido convocadas todas las "fuerzas vivas de la Nación"; su método es burocrático (participantes del diálogo por un lado, y miembros del Consejo Consultivo, por otro). La temática no es pertinente, es decir, no se ajusta a momento crítico que vive la mayoría de la población, angustiada por la muerte y dolor causados por la pandemia y por la "asfixiante" estrechez económica por la falta de empleos.

Adicionalmente, por la inexplicable ausencia de un aspecto esencial para el desarrollo institucional de la República, el pacto social derivado de la Constituyente. ¡Así de sencilla es la cosa!

El autor es abogado y analista político.