Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¡Más respeto, señores!

Estamos en tiempos cambiantes, donde la inteligencia, conciencia y comunicación prevalecen. Ya no somos una sociedad ignorante de los he...

Estamos en tiempos cambiantes, donde la inteligencia, conciencia y comunicación prevalecen. Ya no somos una sociedad ignorante de los hechos por los electos de nuestros gobiernos; ya no estamos en los tiempos donde tras puertas cerradas se inventaban leyes para favorecer a los amigos de los gobernantes.

¿Cómo se atreven tres insensatos a jugar con el medio ambiente? Estoy en un estado absoluto de espanto con todos los atentados contra nuestra naturaleza.

Uno de esos atentados es la derogación del artículo 11 de la Ley 44, lo que perjudica al Parque Nacional Coiba y beneficia a los atuneros, que aparentemente ya tenían rato de estar pescando en áreas restringidas. Pues, ahora me entero de que los dueños de estas empresas tienen puestos relevantes en nuestro gobierno. También está el problema que causa El Matadero de Azuero, S.A., que contamina el río Mensabé. Los peces, camarones y jaibas están muertos, flotando en el río. Y existe una posible contaminación en el aire. Además, le hacen caso omiso a la ANAM.

Y para cerrar con broche de oro hablemos de la Minera Petaquilla S.A., donde denuncian los indígenas y campesinos del área la devastación de los bosques, la contaminación con cianuro en las quebradas y ríos, por lo que pescar y bañarse en ellos es algo del pasado después de la llegada de esta compañía a su hábitat.

Es evidente que la conciencia ambiental está ausente en todas nuestras clases sociales. Pero es nuestra responsabilidad como adultos pensantes instruir a nuestros hijos, sociedad, y en este caso, a nuestros gobernantes, de la importancia de cuidar nuestro planeta.

Señores, si la pesca de atún no les está dando para ganar los millones de antes, busquen otras alternativas. Inviertan en energía renovable y paren de hacer daños irreparables al ambiente.

No tengo problemas con el progreso, pero dejar que empresas internacionales hagan lo que les dé la gana, porque han conseguido algún influyente socio panameño, no me cuadra. Hagamos las cosas con conciencia y sentido común.

Y Martín. Has hecho cosas increíbles, pero no estamos en un partido de fútbol, y allí es donde se meten los goles, no en la Presidencia o en la Asamblea.