Temas Especiales

29 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¿Gana la oposición o reeligen al PRD?

Una vez conocidos los resultados de las primarias del PRD, la pregunta que está en boca de muchos(as) panameños(as) es la que lleva como...

Una vez conocidos los resultados de las primarias del PRD, la pregunta que está en boca de muchos(as) panameños(as) es la que lleva como título este artículo. Lo interesante del cuestionamiento, es que está implícita una gran duda en lo que al resultado de mayo de 2009 se refiere.

Creo que si las elecciones fueran hoy las estaría ganando el PRD con su candidata Balbina Herrera. ¿Por qué? Si tomamos como referencia los resultados de las próximas encuestas que serán publicadas encontraremos que la hasta hace poco ministra de Vivienda se va a disparar en la intención de votos de los encuestados. Ese incremento debe ser analizado como natural luego de haber ganado en las primarias de su partido tal y como ocurrió con Juan Carlos Varela después del 6 de julio.

La otra razón por la que Balbina Herrera ganaría las elecciones, si fueran hoy, es porque su partido PRD acaba de pasar por una experiencia que en materia de organización y proselitismo ha sido importante, eso le permite asegurar que tiene la maquinaria aceitada y preparada para ese reto electoral, con candidatos a puestos de elección en todos los niveles.

Quienes no ganarían, si las elecciones fueran hoy, serían los que representan a la oposición. No solamente se mantienen divididos Ricardo Martinelli y Varela, sino que además tienen, en estos momentos, una campaña publicitaria de ataques mutuos que no le suma un voto a ninguno, por el contrario, además de restarles desvanecen la esperanza de aquellas personas que se identifican con la oposición como opción electoral. Hay que añadir que Guillermo Endara insiste en decir que será candidato; por lo que, si las elecciones fueran hoy, los opositores se estarían presentando con tres candidatos.

Pero las elecciones son el 3 de mayo de 2009 y para entonces habrán pasado tantas cosas que todo el cálculo anterior puede ser modificado a favor o en contra de unos y otros.

En el lado de Herrera todavía queda por ver cómo ella y su grupo administrará el triunfo. Creo que la primera prioridad que tiene y sobre todo por el 4.3% de diferencia de votos obtenidos, es consolidar la base electoral del PRD; para luego, entonces, comenzar a desarrollar la estrategia que le generaría los votos no PRD’s, necesarios para el triunfo.

A lo anterior habrá que esperar los ataques de que será objeto por parte de sus adversarios y cómo serán sus reacciones a los mismos. Habrá que sumar, también, el tipo de propuesta de Plan de Gobierno que haga e incluso la gente de su campaña con las que se dejará ver. Si estos aspectos y otros más no son resueltos unos y asumidos otros, el panorama que hoy es favorable, mañana podría ser negativo.

La situación no es distinta en la oposición. Tal vez Martinelli y Varela terminen siendo candidatos cada uno por su lado, eso no significa que uno de los dos no le pueda ganar al PRD y al otro opositor. El PRD, desde su fundación, ha sido el partido con más adherentes, pese a ello ha perdido elecciones en 1984, 1989 y 1999.

El asunto para uno de los dos candidatos de la oposición es quién logra polarizar con Herrera; quién se va a atrever a articular un discurso duro en materia de fiscalización y denuncias contra la actual administración del PRD en el Ejecutivo y en el Legislativo; quién podrá hacer una oferta que más allá de fustigar al gobierno y su candidata, proponga cambios y soluciones reales. Aquel que logre resolver estas y otras preguntas podría voltear los resultados a su favor.