Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Entre corrupción y desatención social

En la gestión de gobierno continúa saliendo a flote el “cerro de corrupción”, sin que los verdaderos responsables sean investigados y sa...

En la gestión de gobierno continúa saliendo a flote el “cerro de corrupción”, sin que los verdaderos responsables sean investigados y sancionados. Los casos de MOP, MIVI, MEDUC y Despacho de la Primera Dama, son sólo una pequeña muestra. Asimismo, continúan aflorando los privilegios que el gobierno da al empresariado del país y al capital extranjero. Tal es el caso de la servidumbre entregada al Corredor Norte y las jugosas ganancias que reporta el grupo de empresarios liderados por Richard Fifer en la Minera Petaquilla. Qué decir del subsidio a las empresas eléctricas y de distribución de combustible. Lo cierto es que la galopante corrupción y las canonjías empresariales representan un alto costo para la clase trabajadora.

Esta es una parte de la radiografía de la gestión gubernamental, la otra parte, es la continuidad de la desatención de los problemas sociales. Aquí también, se cae la careta de la demagogia del gobierno. Hasta hace semanas atrás, los voceros gubernamentales presentaban como justificación de los altos precios de la canasta de alimentos y otros servicios, los precios del petróleo. Hoy las estadísticas internacionales revelan una disminución del 28% en el precio del crudo, pero en Panamá el precio del combustible y de la canasta de necesidades materiales de vida continúa incrementándose de forma galopante, sin que el gobierno asuma una posición a favor del pueblo, como sería la rebaja, congelamiento y control de los precios de la canasta básica familiar, por el contrario decide, en el caso del precio del combustible, favorecer a las empresas distribuidoras de combustible al fijar un precio tope a la alza.

Otro ejemplo de la desatención social son las caóticas condiciones en las que están las instalaciones educativas y de salud, pero el gobierno privilegia la construcción de la cinta costera y la compra de autos de lujo para el presidente del Órgano Legislativo. Pero ante la demanda de aumento general de salario y pensiones, por parte de los trabajadores, decide evadir responsabilidades.

Al pueblo trabajador no le queda más que la organización. Las acciones a las que convocan FRENADESO y la Coordinadora Nacional por el Respeto a la Vida y Dignidad del Pueblo, son una genuina expresión de la lucha por una vida digna. En este sentido, esperamos una respuesta concreta de la Asamblea, acogiendo los tres anteproyectos de ley que presentamos el 18 de septiembre y promulgándolos leyes de la República.

Estamos preparados para la huelga de 48 horas, en ella haremos sentir el rechazo popular ante la corrupción gubernamental y empresarial, frente a la desatención de las reivindicaciones sociales de los diversos sectores y ante la demagogia electorera que pretenden imponernos el gobierno y la falsa oposición.