Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Apoyo a la ampliación del Canal

Panamá se encuentra en una etapa de despegue económico que presagia la elevación de su status de sub-desarrollo a nivel de completo desa...

Panamá se encuentra en una etapa de despegue económico que presagia la elevación de su status de sub-desarrollo a nivel de completo desarrollo, es imprescindible que su gobierno o sus gobiernos como un asunto de Estado enfoquen sus esfuerzos hacia la consolidación de esa tendencia.

Todos estamos observando las enfermedades económicas en naciones de economías hasta ahora saludables, firmes y absolutamente sólidas, tales como Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, y gigantes de Latinoamérica como México, Brasil y Argentina.

El desplome de la economía norteamericana ha arrastrado en su caída a todos estos colosos financieros, y seguramente afectará a casi todas las naciones del mundo, a pesar de la inyección más de 700 mil millones de dólares en la comunidad bancaria norteamericana para curar o al menos aliviar los males de esa nación y de otras que han sido contagiadas por la epidemia de la recesión que amenaza con cerrar las puertas del dinero a cuanto ser humano o empresa lo requiera.

Siendo así, resulta evidente y claro que en poco tiempo esa recesión afectará a muchos consorcios económicos, de cuya actividad y prosperidad, dependen muchas economías del mundo.

Las puertas del dinero, en lógica prevención, han sido cerradas a toda o casi toda inversión más o menos importante en las llamadas naciones desarrolladas o en camino del desarrollo. Pero la confianza de los grandes bancos extranjeros de inversión, aún en medio de la incertidumbre de un desplome financiero global, es generosamente mantenida hacia el gobierno y pueblo de Panamá en su proyecto de ampliación de la ruta interoceánica.

En mucho tienen que ver la administración de la Cosa Pública del gobierno y la administración altamente técnica y eficiente que desarrolla la administración del Canal de Panamá, que recibirá un financiamiento de las obras de ampliación y modernización, de diferentes bancos de inversión internacionales por la suma de dos mil trescientos millones de dólares. Esos bancos son: Banco Europeo de Inversiones (500 millones), Banco de Cooperación Internacional del Japón (800 millones), Banco Interamericano de Desarrollo (400 millones) Corporación Financiera Internacional (300 millones) y Corporación Andina de Fomento (300 millones).

Se trata de un financiamiento que no afecta las cuantías de los desembolsos del Canal de Panamá al Tesoro Nacional ni empeña ninguna clase de aval por parte del Gobierno Nacional y su otorgamiento se da en condiciones de contratación altamente favorables. Sin lugar a dudas Panamá tiene por delante un futuro de primer orden, que el pueblo y los sucesivos gobiernos de Panamá tenemos la obligación de fortalecer y consolidar para bien de la presente y de las generaciones por venir.