Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Sobre un enano

Una nota periodística donde se menciona que el general (r) Rubén Darío Paredes ante los señalamientos del coronel (r) Roberto Díaz Herre...

Una nota periodística donde se menciona que el general (r) Rubén Darío Paredes ante los señalamientos del coronel (r) Roberto Díaz Herrera sobre sus actuaciones durante la dictadura, sólo se limitó a decir “tres enanos desprestigiados como éste, uno arriba del otro, no alcanzan mi estatura”, refleja una jocosa declaración que se tomaría a broma si no fuese porque, acá afuera, en el mundo de los pequeños mortales, existen muchos enanos, ciudadanos comunes y corrientes que no alcanzan los pedestales de los santos impolutos a quienes debemos agradecer el esparcimiento de las doctrinas democráticas que aprendieron después de muchísimos años de ejercicio cívico intachable y ahora son considerados como candidatos para la canonización ciudadana.

Sarcástico, sí, pero más sarcástico es quien hoy se presentan dictaminando lo bueno y lo malo, enseñando democracia y qué es conveniente para el país, cuando en el pasado nunca aplicaron esos principios, porque estaban arropados con el uniforme verde olivo y el poder de las armas. Y peor es que estos pretendan ser voces calificadas por algunos que se apoyan en sus afirmaciones para apuntalar sus argumentos por conveniencia política.

Las declaraciones de Díaz Herrera son gravísimas. Estas apuntan a que toda la tragedia de la era Noriega pudo evitarse, si quien en ese entonces era “el hombre fuerte” hubiese tenido la entereza de actuar. Le hubiera evitado al pueblo todos aquellos años de sufrimiento. El descalificar a Díaz Herrera es intentar ignorar a unos de los detonantes del derrumbe de la dictadura, el único que se atrevió, desde adentro, a hablar, acción que otros no tuvieron la valentía de hacer.

Esas declaraciones despiertan muchas interrogantes. Hay secretos de la dictadura sobre los que se guarda silencio sepulcral. Deben ser investigados y aclarados por los que fueron actores en esos oscuros años y que hoy pretenden emerger como gigantes de la libertad democrática. Y como algunas lecciones se grabaron para siempre. Esas explicaciones las queremos “Desde Ya”.