Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Atención primaria y la salud actual

En este año por terminar, se cumplieron 30 años de establecerse la atención primaria en salud como estrategia fundamental para mejorar c...

En este año por terminar, se cumplieron 30 años de establecerse la atención primaria en salud como estrategia fundamental para mejorar condiciones de salud en todo el mundo. (Alma Ata)

Era una visión integral para atender la salud y la enfermedad. Tomaba en cuenta los múltiples factores que afectan la salud y la enfermedad. Y por ende sus diversas soluciones holísticas.

Debemos reconocer que el Dr. Renán Esquivel, en conjunto con otras personas con visión, impulsaron aquí esos principios y valores. Los indicadores más sensibles de salud mejoraron a nivel de país.

Como toda innovación encontró resistencia de personas que inclusive se definían como progresistas. Y de otros que, con un problema de daltonismo político, veían en ellas un tinte marxista. Contribuyeron a debilitarlas.

El tiempo ha demostrado que el debilitamiento de esa estrategia ha hecho más lento el camino hacia una salud igual para todos o los objetivos del famoso milenio.

En Estados Unidos y otros países con mayor desarrollo económicos, pero con grandes inequidades en sus sistemas de salud, se pondera hoy el establecimiento de dicha estrategia, sobre todo en el fortalecimiento de la promoción y prevención de la salud y la enfermedad. Al menos el hoy presidente Barack Obama así lo propuso en sus discursos pre-electorales.

La Organización Mundial de la Salud, en reciente publicación, hace un recuento histórico y recomendaciones. En dicho documento aclara una vez más dichos valores y principios y hace un llamado a fortalecerlos.

Más necesaria que nunca.

Resalta cinco fallos comunes en la prestación de servicios de atención a la salud: Atención inversa, empobrecedora, fragmentada, peligrosa, y orientación inadecuada.

Conceptos bien definidos en dicho documento y testigos reales de lo que ocurre hoy en nuestros deteriorados sistemas de atención a la salud y la enfermedad. Y lo más peligroso, con una institución de seguridad social en donde se han debilitado sus servicios con el peligro de desaparecer y aún subyacente... el de privatizarla, muy parecido al camino del IRHE e Intel.

La crisis económica actual, producto en parte de las tesis de Fukuyama y sus seguidores en Panamá, han hecho reflexionar sobre las famosas políticas no reguladas del mercado. Espero detenga a los fanáticos privatizadores.

Sugiere dicho documento, que invito a leer, cuatro caminos o reformas necesarias para mejorar nuestros sistemas de atención a la salud: Reformas en pro de la cobertura universal, reformas en la prestación de servicios, reformas de políticas públicas y reformas de LIDERAZGO.

En Panamá ha habido en años recientes tímidos avances en estas direcciones, pero quizás la más débil sea la ausencia de liderazgo en los últimos rectores de la salud y la seguridad social, lo que imposibilita el desarrollo de las otras tres.

Ojalá que en próximos gobiernos estas debilidades desaparezcan y se abra un espacio real y consensuado para reformas de nuestro sistema de salud, fundamentadas en una verdadera estrategia de atención primaria. Salud no es publicidad blanca ni “face-pack”.

-El autor es médico.earv31@hotmail.com