27 de Nov de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Los valores no tienen precio

Una buena imagen no puede ser comprada. Se pueden gastar millones en los medios o pagar noticias y periodistas para construir una buena ...

Una buena imagen no puede ser comprada. Se pueden gastar millones en los medios o pagar noticias y periodistas para construir una buena imagen.

Sin embargo, la personalidad, su pasado, sus acciones y omisiones son los que realmente juegan un papel determinante. Señalo esto porque en términos generales gran parte de la campaña política realizada por Ricardo Martinelli está construida en “el contenido de anuncios negativos, centrados más en atacar al rival que en pregonar las propuestas y promesas del candidato propio, es una técnica de publicidad mediática que busca engañar al electorado”. La verdad creo que a Martinelli le importa más lograr su objetivo al precio que sea, dando falsas expectativas e ilusionando, que realizar bien su labor. Eso se demuestra en la cantidad de millones que invierte en propagandas, mientras que en este país existen sujetos que viven en la extrema pobreza.

Debemos preguntarnos ¿cuáles son las cualidades que debe tener un buen candidato a presidente? Para mí un excelente candidato, como humano que es, tiene defectos y virtudes, pero lo fundamental en él, como en una persona cualquiera, es que la balanza de su mundo interior se encuentre continuamente equilibrada a favor de lo que denominamos virtudes, las cuales se legitimizan a través de las personas que han percibido su trayectoria como hijo, esposo, padre, amigo o jefe, porque son estas las personas que pueden dar crédito de las virtudes o valores de un candidato y no una “agencia de publicitaria”.

No nos dejemos engañar con falsa publicidad, porque el pasado de un candidato no puede ser borrado y la imagen que se cultiva a través de los valores no puede ser comprada, igual debe pasar con nuestra conciencia. No podemos permitir que candidatos con vergonzosa hoja de vida, carentes de valores sean los dirijan el país. No se dejen comprar la conciencia, no se dejen engañar, busquemos la trayectoria del candidato y el activo más importante de un ser humano: sus valores.

-El autor es abogado.montenegrodavid@hotmail.com