Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Desarrollo humano: componente esencial

Siempre le escuché decir a mi abuela que “Palo que crece torcido, jamás su tronco endereza”, pero en la realidad y refiriéndonos a las p...

Siempre le escuché decir a mi abuela que “Palo que crece torcido, jamás su tronco endereza”, pero en la realidad y refiriéndonos a las personas, esto no es tan cierto nada, porque según especialistas en psicología, la introducción de módulos de Desarrollo Humano en el proceso enseñanza aprendizaje, sí ha hecho la gran diferencia. Esa experiencia la hemos podido constatar con los jóvenes que formamos en el Instituto de Competitividad Juvenil “Dominador Káiser Bazán” de CoSPAE, donde quienes se capacitan, entran con una mentalidad y cuando concluyen su capacitación, son personas totalmente diferentes.

Lo que aprendamos en los primeros años de nuestra vida, por supuesto que marca nuestro proceder futuro, porque la personalidad se forma en esos primeros años, pero también podemos fortalecerla en el proceso de crecimiento de cada individuo, señala Marilys Quirós, Coordinadora de ICJ de CoSPAE.

Con la introducción de un módulo de Desarrollo Humano, en los temas que se imparten en le ICJ, se busca fortalecer la estructura de la personalidad de los jóvenes, con temas que les permitan vivir un proceso de reflexión y que les lleven a evidenciar cambios profundos en su conducta y forma de manejarse.

Los temas impartidos les dan la oportunidad a los jóvenes de recabar información y lograr los objetivos propuestos, logrando cambios realmente extraordinarios y sorprendentes.

La experiencia recabada por CoSPAE en materia de Desarrollo Humano y que ha sido probada en otros programas como entra 21 y RESCATE, nos han permitido lograr con mucha eficacia, en el caso de los jóvenes que se capacitan en el ICJ, cambios verdaderamente importantes para estas personas, que han podido darse cuenta por sí mismas de que se pueden hacer cambios en el estilo de conducta que al final de camino redunda en beneficio de ellos, de sus familias y de la sociedad.

El desarrollo humano es el proceso de ampliación de las opciones de la gente, aumentando las funciones y capacidades humanas. De esta manera el desarrollo humano refleja, además, los resultados de esas funciones y capacidades en cuanto se relacionan con los seres humanos. Representa un proceso a la vez que un fin.

Las 50 horas de desarrollo humano impartidas en los cursos del ICJ, son enfocadas en temas que garantizan al final verdaderos cambios en los jóvenes, como efectivamente ha sucedido. Dentro de los temas impartidos figuran: Autoestima y motivación, Formación para el Trabajo, Comunicación y Relaciones Interpersonales, Cortesía y Buenos Modales, Manejo y Resolución de Conflictos, Sistema Sexo — Género, Ética y Valores, Liderazgo, Trabajo en Equipo y Toma de Decisiones. Sin dudas, todavía queda mucho por hacer en el tema educativo, pero estamos seguros de que se lograrán los objetivos propuestos.

-La autora es la relacionista pública de CoSPAE.rrodriguez@cospae.org