Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La lucha de ideas

Sabíamos el desenlace de la crisis de liderazgos que caracteriza a los partidos de la oposición. (Aliarse) Para que un partido sin estru...

Sabíamos el desenlace de la crisis de liderazgos que caracteriza a los partidos de la oposición. (Aliarse) Para que un partido sin estructura ni liderazgos nacionales quede en la cresta de la Ola opositora, solo obedece a la carencia de imagen ante el pueblo de estos colectivos electoreros, que solo aparecen cada cinco años.

Solamente fue necesario una buena dosis de dólares en pauta televisiva y radial, tirándole “mugre” al yeyé del mayor partido de la oposición, para que sin ningún sentido, ni conocimiento histórico de lo que representan las luchas libradas por sus antecesores en el devenir nacional, se entreguen a mezquinos intereses, para el asalto de las estructuras del Estado.

El mismo grupito de burgueses especuladores que vendieron un banco criollo en 7,000 millones de dólares —prueba fehaciente de la pujanza y confianza en el país—, repartidos ahora en panameñistas, molirenas, unionistas y cidiáticos, buscan en los activos revertidos, el Canal y sus tierras, sus próximos emporios de riquezas.

Ese es el fundamento del cambio. Por eso no lo pueden anunciar. Cambiar la dirección de los recursos productivos del Estado, por los que ha luchado toda la nación, mientras ellos acumulaban la plusvalía de sus trabajadores, convirtiéndolas en activos líquidos a través de sus bancos, sin aportar un solo esfuerzo.

Esta estrategia requiere la creación de un ambiente de incredulidad, duda y desconfianza en las autoridades y los partidos que la sustentan, como carecen de liderazgo, hay que destruir a los que existan, para confundir a los ciudadanos, en medio de una crisis de valores. Y con muchos dólares tratar de construir una imagen o modelo personal para su “cambio”. Este accionar no requiere mucho talento. Crear pesimismo, promocionar la negatividad, descalificar liderazgos auténticos con falsas imputaciones son elementos de la mediocridad, la ignorancia, e inmoralidad que proyectan en el desconocimiento de lo que ha ocurrido los últimos 40 años.

La utilización profunda de medios de penetración de masas: TV, radio y prensa para sus propósitos, sin liderazgo, ni confianza popular no los conducirá a sus objetivos. Por que ahí? hasta la familia de los Simpson parecen unos genios. A Dios gracias, nuestro pueblo ha dado muestras fehacientes de haber superado la inocencia virtual, para situarse en sus realidades particulares y colectivas.

-El autor es licenciado en Ciencias Económicas.luisalbertotestach@gmail.com