Temas del día

28 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Elecciones, medios y comunicación

En su libro “Estrategias de Comunicación para Gobiernos”, uno de sus coautores, Christopher Arterton, sugiere que los políticos, en medi...

En su libro “Estrategias de Comunicación para Gobiernos”, uno de sus coautores, Christopher Arterton, sugiere que los políticos, en medio de una campaña electoral, “necesitan desarrollar estrategias explícitas que lleguen directa e indirectamente al público a través de los reportes noticiosos”.

En los últimos 18 años la política en Panamá se ha vuelto más pública. Medios y periodistas independientes han hecho su contribución a un clima democrático que dista mucho del ambiente que se vivió en los fraudulentos ejercicios electorales de la década del 80. No obstante, abolidos esos controles y abusos, algunos políticos desaprovechan la oportunidad de impactar al público con mensajes que generen información relevante y sean noticia. Han estado más enfocados en descalificarse y/o vendiendo un “slogan”, en vez de formular su estrategia. ¿Qué ha ocurrido? Que varios medios de comunicación masiva han abandonado la cobertura electoral y hoy día, salvo las picantes glosas de los periódicos y los programas de comentarios radiales-televisivos, son escasos los reportes basados en análisis, interpretación y descripción del ambiente que rodea a los candidatos. En las campañas de 1994 y 1999 hubo mejor cobertura mediática, sobre todo en la del 94, y varios candidatos tuvieron la habilidad de presentar temas significativos que movían noticias de primera plana o de primer bloque en TV. Sin embargo, en las campañas del 2004 y la actual abunda la típica gacetilla de los equipos de prensa de los candidatos, que los medios ponen para cumplir y así evitar que les llamen parcializados.

Estamos viviendo un período electoral en el que sobresalen mensajes negativos, que tienen su valor porque permiten ver conductas o elementos de la personalidad de los candidatos que se quieren esconder, pero disminuyen la posibilidad de un debate de los temas trascendentes. Los equipos de respaldo de los candidatos no se dan cuenta de que la campaña electoral está en las páginas interiores de los periódicos y en los cuatro bloques de los noticieros televisivos y que, en varios de estos medios, la crónica roja con su hemorragia de asaltos, homicidios, secuestros y tráfico de drogas son noticias principales. Entonces, ¿No les parece que ese debe ser el tema principal del debate actual? ¿No vieron lo que logró Juan Carlos Navarro?

- El autor es periodista. carlossomozag@hotmail.com