19 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¿Cómo lograr una educación de calidad?

Tuve el honor de ser invitado por los licenciados José Chen Barría y César Tribaldos, directivos de FUDESPA, a un desayuno—conversatorio...

Tuve el honor de ser invitado por los licenciados José Chen Barría y César Tribaldos, directivos de FUDESPA, a un desayuno—conversatorio privado con la Dra. Denise Vaillant, coordinadora del Programa sobre Desarrollo Profesional Docente en América Latina del Programa de Promoción de la Reforma Educativa en América Latina y el Caribe (PREAL). Quedé muy gratamente impresionado por la presentación. Pude observar que coincidíamos en muchos aspectos, pero quisiera destacar cuatro puntos que considero los más relevantes para Panamá. Ya que mucho se ha dicho sobre todo lo que necesitamos hacer en educación, debemos concentrarnos en estos puntos, para ponernos a la par de los demás países de América y no caer detrás de los que muestran los índices más bajos en educación.

Primero, es imperativo que el próximo gobierno, junto con la sociedad en pleno, se aboque a crear la Carrera Docente. Esta ha sido la aspiración de muchos presidentes y ministros de Educación, incluyéndome, y que nunca hemos podido lograr. Con una Carrera Docente solucionamos el gran problema de los nombramientos, cuyo sistema actual es obsoleto, el escalafón y la promoción del maestro, dentro del sistema. Segundo, elaborar un Sistema de Evaluación del Docente, cónsono, con el que existe en otros países, y de los cuales Colombia y Chile son su máximo ejemplo. Así, el educador gana su aumento salarial de acuerdo a su evaluación del desempeño y no automáticamente. No es necesario legislar sobre eso, porque ya la Ley 34 de 1995, lo contempla. El PREAL tiene modelos especiales de evaluación, los cuales podemos utilizar para su elaboración. Tercero, la acreditación, certificación y recertificación del docente. Sólo con un maestro o profesor acreditado, certificado y que cada año o bianualmente se recertifique en su grado o materia, podremos lograr que él esté actualizado e imparta una educación de calidad. Y Cuarto, la capacitación continua del educador a base de créditos, otorgados por los organismos de educación superior. Los mismos pueden ser auspiciados por el Estado o por los mismo gremios sindicales docentes, como en Colombia.

Atacar estos cuatro pilares nos llevaría a otros aspectos tan discutidos y estudiados por muchas administraciones y comisiones, para que no queden ignorados, como lo es la transformación curricular, las horas y días de clases, etc.

Hoy, hay heterogeneidad en la formación del docente, nos decía la Dra. Vaillant. Las ya descartadas en casi toda América, de nivel medio, como las normales, los institutos superiores y la modalidad universitaria con sus centros de educación superior. Lo que sí debemos tener en cuenta es que sea cual fuere, debe haber articulación entre todas para que permita movilidad y ayude al docente a ganar mejores grados de calificación.

-El autor fue ministro de Educación.pthalass@thalass.net