01 de Oct de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

‘El mundo nos mira’

Esta frase del himno de Acción Comunal Panameñista es un reto a la autoestima nacional frente al mundo y la historia. La lealtad ideológ...

Esta frase del himno de Acción Comunal Panameñista es un reto a la autoestima nacional frente al mundo y la historia. La lealtad ideológica clásica de la política ha sido desvirtuada por el oportunismo económico, al transformarse las campañas electorales en un circo publicitario donde el dinero es el factor que mueve propaganda, organización, etc.; y no los programas y principios. La mística fue trastocada por el $.

Ante un mundo preocupado de la crisis financiera que se debate entre las decisiones macroeconómicas del G-20 en Daho, Londres y New Cork; con las trágicas consecuencias del libertinaje de mercado de: desempleo, pobreza y violencia. Y que se intenta controlar con regulaciones y controles a la banca en su crecimiento salvaje; los grandes conclaves monetarios se convierten en diálogo de sordos. El negocio de las armas continúa asesinando a la gente. El narcotráfico siempre amparado por las altas esferas (USA) embrutece a los jóvenes y llena los bancos. Los ambientalistas claman en el desierto. Aquí el gobierno no apagó sus luces el día del ahorro energético. Están destruyendo el planeta en su acelerado crecer de altos intereses y dividendos trayéndonos inundaciones y muerte.

Aquí tenemos una tremenda incapacidad, (transporte, envenenados, etc.) corrupción en todos los estratos (CEMIS, EFE, Murcia), despilfarros (propaganda, carnaval), desprestigio de políticos que arrastran a todo el país y que ha conducido a dependencias humillantes ante autoridades externas (extradiciones), para ser recibido en los viajes.

Las conclusiones de los Foros Sociales Mundiales plantean la integración latinoamericana, la participación democrática y la función social de la producción. UNASUR — Unión de Naciones Sud Americanas. Una de las estructuras más importantes opera desde 2004. El egoísmo tiene que dar paso a una solidaridad entre prójimos. En América han surgido como reacción a las injusticias económicas entre los países y las injusticias sociales movimientos que exigen cambios urgentes, revolucionarios de desarrollo y justicia social para salvar la vida y la paz. En esa dirección se hace camino en libertad. Se superan Paraguay y El Salvador y los modelo de Brasil y Chile marcan un sendero. Las riquezas son para todos, no se pueden dividir los pueblos.

La ignorancia y la desnutrición, esclavizan el continente. Lula quiere eliminar el hambre como paso inicial. Obama abre esperanzas para reivindicar la tenebrosa imagen de USA en el mundo. En esa ruta lo más grave de nuestra situación son los cínicos dobles discurso demagógicos que confunden y desorientan. Los procedimientos heredados de la dictadura tienen que erradicarse: los fraudes, los golpes de Estado, la anulación de elecciones, el juega vivo, las coimas, los asesinatos de obreros, el dedo, las persecuciones, y todas las violaciones de los Derechos Humanos.

No se puede dar vuelta a la página sin confesión, justicia, propósito de la enmienda y satisfacción de obra. Esto es aceptar el cambio, pedir perdón e indemnizar. Unión, acción, revolución con libertad, ética y trabajo, justicia y dignidad, son objetivos claros definido por los principios panameñistas. Ese es el rol que tenemos dentro de la alianza para el futuro gobierno. Representar los intereses de los más humildes, de los pobres e indefensos. Y hacerlo como Arnulfo Arias, de frente, con valentía, sin otros compromisos, con posiciones verticales, firmes, enérgicas, pero con manos limpias y llenas de amor social.

-El autor es médico y ex ministro de Estado.grollap@cableonda.net