Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Día Mundial de la Salud 2009

Mañana se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Salud , ocasión que ofrece una oportunidad para llamar la atención del mundo hac...

Mañana se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Salud , ocasión que ofrece una oportunidad para llamar la atención del mundo hacia un tema de importancia para la salud global. En este 2009 el Día Mundial de la Salud se centra en la necesidad de hacer que los hospitales y otras instalaciones de atención sanitaria sean seguros a desastres y emergencias. Bajo el lema “Cuando ocurre un desastre, los hospitales seguros salvan vidas” , la OMS no sólo reconoce que la factibilidad y urgencia de construir hospitales y centros de salud seguros a desastres es esencial, sino que centra el tema en los debates mundiales sobre la salud y proporciona el apoyo técnico necesario para concretar acciones en los ámbitos local, nacional, regional y global.

Cuando ocurre un desastre —terremotos, huracanes, inundaciones, maremotos—, la preocupación es salvar vidas, ayudar a los heridos y restaurar el bienestar de las comunidades afectadas. Pero esto no se puede lograr sin el elemento vital que representan los hospitales y los otros servicios de salud. Pero cuando el hospital, el centro de salud, la policlínica u otra instalación de salud quedan sin la capacidad de poder brindar los servicios de salud que la población necesita, ¿a dónde acude la gente?, ¿cómo se responde a los heridos, a los enfermos, a los afectados emocionalmente por el impacto del evento? No podemos permitir que los hospitales y servicios de salud se conviertan en una víctima más de los desastres, precisamente en el momento en que más se necesitan.

Para evitar esto debemos hacer hospitales seguros, porque estos salvan vidas. Pero, ¿qué es un hospital seguro? Un hospital seguro es aquel cuya estructura permanece intacta durante y después de un desastre, cuyos trabajadores de salud están capacitados para responder en una emergencia y cuyos planes de contingencia le permiten seguir funcionando incluso después del desastre. Construir hospitales seguros no es sólo responsabilidad de las autoridades de salud o de ingenieros, sino que demanda de muchas otras disciplinas y de la dedicación de individuos e instituciones a todos los niveles, incluidas organizaciones públicas y no gubernamentales, universidades, el sector privado y la sociedad. A todos nos toca un papel que jugar, para que los hospitales sean seguros.

En este Día Mundial de la Salud hacemos un llamado para que los tomadores de decisión de cada uno de los países de nuestra Región se comprometan a establecer programas nacionales de hospitales seguros y a movilizar el mayor apoyo posible para hacer hospitales e instalaciones sanitarias seguras en caso de desastres. No obstante, así como el contar con hospitales y establecimientos de salud resistentes a desastres en nuestras comunidades es un derecho de todos, también es una responsabilidad su cuidado, mantenimiento, conservación y funcionamiento.

Usted, amigo lector, puede ayudar a difundir el mensaje del Día Mundial de la Salud 2009: Cuando ocurre un desastre, los hospitales seguros salvan vidas. Y no se trata sólo de los grandes hospitales, sino de todas las instalaciones y centros que brindan servicios de salud a la comunidad. Usted puede colaborar para que tengamos hospitales más seguros. ¿Cómo? Los establecimientos de salud y sus recursos humanos pueden y deben convertirse en agentes de reducción de riesgos, conociendo muy bien su propio entorno de trabajo. Los planes hospitalarios de emergencia son un asunto de todos y el personal de salud debe participar en su elaboración, pero las comunidades también pueden y deben abogar por la existencia y actualización de esos planes. Además, actualícese en conocimientos y destrezas; esto es esencial para brindar un servicio oportuno y mantener el papel de liderazgo en situaciones de emergencia.

Las decisiones que tienen que ver con las inversiones en salud las toman los gobiernos, y no sólo los ministros o las autoridades de salud, por tanto, éste es un tema de interés transversal que debe ser incluido en las agendas de desarrollo nacional y local. Por otro lado, las universidades y las asociaciones profesionales de ingenieros, arquitectos, médicos, enfermeras y otros poseen amplios conocimientos y experiencias que pueden nutrir y generar nuevas experiencias, facilitando así el mejoramiento del desempeño de la gestión de riesgos frente a desastres en los establecimientos de salud.

¡Asegurémonos de que nuestros hospitales estén ahí cuando más los necesitamos! Porque “Cuando ocurre un desastre, los hospitales seguros salvan vidas”.

*Representante a.i. de la OPS/OMS en Panamá. e-mail@pan.ops-oms.org