03 de Oct de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El derecho a la vida

He leído con sorpresa el artículo “Derecho al aborto”, ( La Estrella / 18-04-09) de la señora Romy Díaz-Perera. La escritora parece desc...

He leído con sorpresa el artículo “Derecho al aborto”, ( La Estrella / 18-04-09) de la señora Romy Díaz-Perera. La escritora parece desconocer el significado de la palabra “derecho”, porque de conocerlo no lo usaría para referirse al aborto. Quienes legalizaron el aborto lo hicieron argumentando falsamente el derecho de la madre de permitirle o no la vida a su hijo. Lo peor es destruir a un ser frágil, que no puede defenderse.

Preocupante es también que hayan contabilizado que existen “100 millones de menores entre 5 y 18 años en todo el mundo que viven en las calles, y son víctimas de la violencia, el hambre, la delincuencia, las adicciones al tabaco, alcohol o al pegamento...”, pero no para resolverles el problema, sino para preguntarse ¿es eso vida?

Y luego lógicamente concluir que 100 millones de niños por ser pobres, no tienen derecho a vivir. ¿Qué decir entonces de los que no han nacido? Y lo peor es que han llegado a convencer a muchos. Tantas reuniones mundiales, tantas conferencias sobre los “derechos del hombre”.. cuando los derechos son solamente para los que todo lo tienen. Las personas sin recursos, no tienen derechos, por carecer de una “vida sostenible”. Perversa ideología, incompatible con la dignidad humana.

El primer y más importante derecho del ser humano es el derecho a la vida. Es inhumano entonces el reclamo final de la señora: “pregunto entonces a la Iglesia, a los católicos, con todo respeto, ¿cuál derecho a la vida defienden?”, porque sus palabras llevan a una sola conclusión: los derechos son sólo para aquellos que todo lo tienen.

Negar el derecho a la vida a los pobres, por no tener recursos, al no nacido, como derecho de la mujer, proponer la eutanasia como “muerte digna”, promover la homosexualidad por carecer de prole, son signos que hablan por sí solos.

Sabemos que el verdadero objetivo es minimizar la población humana, cuando falsamente dicen que no cabemos en el planeta Tierra. ¿Usted también lo cree?

En días pasados leí en un periódico local una noticia donde Naciones Unidas presentaba el crecimiento poblacional y proponía 1000 millones de personas como la cifra ideal para vivir en el planeta Tierra. La lógica conclusión sería que 5000 millones de seres humanos estamos de más.

Defender primordialmente el derecho a la vida del ser humano, aunque sea pobre, aunque esté enfermo, es la tarea que debemos tener todos los hombres y mujeres de buena voluntad, luchar porque los gobiernos provean el derecho a la salud, a la educación, a una vivienda digna, promover el fortalecimiento de la familia debe ser un requerimiento de todos los ciudadanos del mundo. Porque todos los seres humanos tenemos dignidad, aunque seamos pobres o estemos enfermos.

-La autora es abogada.luedro@cwpanama.net