Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Nuestra cultura y el próximo quinquenio

En su Artículo 84, nuestra Constitución Política reconoce la responsabilidad del Estado ante la proliferación, auspicio y divulgación de...

En su Artículo 84, nuestra Constitución Política reconoce la responsabilidad del Estado ante la proliferación, auspicio y divulgación de todas nuestras expresiones artísticas, por ello fue creado de manera estoica durante el período de la Revolución Torrijista el Instituto Nacional de Cultura, denominado durante sus primeros años como INCUDE, Instituto Nacional de Cultura y Deportes.

Sin embargo, pese al rango compartido y de la inexperiencia de la nueva institución debemos reconocer que los niños y la juventud de la época tuvimos la oportunidad de ver la luz! Y por primera vez apreciar en los barrios expresiones artísticas hasta ese momento solo permitidas para las clases privilegiadas. Ahora comprendemos la visión de Omar, debíamos salir cuanto antes del estado “rebañizado” en que nos tenían inmersos los gobiernos oligarcas.

En éste Panamá amalgamático del nuevo siglo, nuestra cultura merece un sitial privilegiado y en ese sentido estamos convencidos de que solo quien quiera gobernar de cara al pueblo y haya incluido en su Plataforma de Gobierno un espacio para la Cultura entiende que ésta y la educación son pilares fundamentales para el desarrollo social de nuestra nación. Así lo ha manifestado Balbina Herrera, está clara, y los panameños que amamos las artes y que de una forma u otra hemos desarrollado alguna de sus disciplinas, le aplaudimos.

Hay tanto por hacer: la pintura, el teatro, la danza, la música, la poesía las artes plásticas, reclaman el romance de otrora con las clases populares, que realicemos una campaña para la masificación de la lectura: libros económicos o por qué no, sin ningún costo!, círculos de lectores, bibliotecas móviles con Internet, de ésta manera se ataca al ocio y a su consecuencia directa: el crimen organizado; que cada domingo nuestras familias puedan disfrutar de parques vestidos de música y danza en una gran fiesta; que nuestras editoriales publiquen álbumes o revistas con las que nuestra niñez pueda viajar en el tiempo y caminar junto a Victoriano, Bayano ó Amador Guerrero; que nacionales y extranjeros disfruten de nuestro Folklore en plazas públicas; y que podamos ver realizado por fin el Museo de la Música Popular Panameña.

Hay tanto por hacer, Ing. Herrera, y todo lo anterior en gran medida podría ser, si no lo es, facultad de nuestro Instituto Nacional de Cultura, o de una Autoridad o Ministerio de la Cultura. Estoy seguro de que en su gobierno las cosas irán mejor, y en lo que respecta al tema Ud. es la candidata indicada para identificarse con el mismo, no podemos permitir que la percepción pública sobre ésta querida institución sea de que “...solo sirve para que sobrevivan botellas..”. Hay una deuda que saldar con tanto panameño ávido de conocimiento, con nuestra niñez, con Anel Omar Rodríguez y su legado; Ingeniera, hay que levantar su bandera y seguir adelante?

*Miembro fund. del Movimiento Papa Egoró.hgorgona@gmail.com