Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Otra oportunidad a la seguridad ciudadana

La Seguridad, es una ciencia a la que no toda persona le tiene pasión e interés en estudiarla; sin embargo, es una de las condiciones so...

La Seguridad, es una ciencia a la que no toda persona le tiene pasión e interés en estudiarla; sin embargo, es una de las condiciones sociales que todos los ciudadanos deseamos tener a nuestro favor, por lo menos en nuestras vidas diarias.

El nombramiento del Lic. Gustavo Pérez como nuevo director de la Policía Nacional es otra oportunidad que se brinda a un ex oficial de carrera militar integrado a la sociedad civil, de brindar sus experiencias y conocimiento a favor del país, para beneficio de nacionales como extranjeros.

Pérez, es miembro del PRD, con experiencia policial antiterrorista en las antiguas Fuerzas de Defensa, licenciado en administración en Estados Unidos, con experiencia en seguridad portuaria como gerente de seguridad de uno de los principales puertos del país, hombre honrado y buen padre de familia, integrado totalmente a la sociedad civil por medio de sus acciones sociales, empresario exitoso, buen amigo y un panameño patriota, creo que estos son suficientes méritos para confirmar la oportunidad de que nuevamente el país le permite a Gustavo ayudar a mejorar la seguridad ciudadana de todos los panameños, a costa del sacrificio de él mismo y de su familia.

Trato de comprender los argumentos de los llamados civilistas, que se resisten a la unificación de los panameños, independientemente de que los llamados a apoyar sean aquellos jóvenes como Gustavo, que ingresaron en las fuerzas armadas con el único motivo de servir a su patria de la mejor forma posible, pero se encontraron con una institución militar politizada, aun luego de que el general Omar Torrijos había ordenado el repliegue a los cuarteles, para seguir manteniendo su responsabilidad principal, la seguridad del pueblo.

Hoy, nuevamente, un antiguo jefe militar (como el general Paredes), se alinea con los llamados civilista, que tienen dinero para pagar seguridad privada en sus casas y trabajo o tienen seguridad del Estado por ser funcionarios gubernamentales, para considerar que el estar fuera de la organización policial o haber trabajo en las Fuerzas de Defensa es impedimento para que un civil con experiencia y preparación idónea en la seguridad sea nombrado como director de la Policía Nacional.

Confiamos en que el presidente electo, Ricardo Martinelli, al igual que hizo el presidente Martín Torrijos, permita a los panameños que ayer abrazamos la carrera militar como una profesión digna y patriota la oportunidad de participar del gobierno nacional, para cumplir, como cualquier otro profesional, con las tareas pendientes por mejorar y resolver, para beneficio del país.

Al general Paredes le pido, en nombre de los muchos soldados jóvenes que en su momento formamos parte de la vida militar panameña y que no tenemos ninguna responsabilidad política o legal en nuestra querida patria, que no siga prestándose para impedir que podamos ser ciudadanos en igualdad de condiciones a cualquier otro panameño.

-El autor es ingeniero.david_280559@hotmail.com