Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La carretera de las Américas (II)

Nuestro principal recurso es nuestra posición geográfica, recurso este que estamos transformando en riqueza económica a través de un cen...

Nuestro principal recurso es nuestra posición geográfica, recurso este que estamos transformando en riqueza económica a través de un centro multimodal de transporte y que puede transformarnos en un país desarrollado, si lo seguimos expandiendo, dentro de un ambiente de paz, seguridad, educación, salud e innovación. Pero este sistema multimodal de transporte debe ser un sistema armónico y completo.

La columna vertebral de nuestro sistema multimodal de transporte es el Canal de Panamá, el cual contribuye en una forma muy significativa a la economía nacional, a través de sus gastos de operación y de los excedentes de operación que se aportan al Tesoro Nacional. El creciente futuro de la contribución del Canal de Panamá a la economía se ha asegurado con la construcción del tercer juego de esclusas para barcos Post-Panamax que estará terminando antes del año 2014.

La modalidad de transporte marítimo mundial que desarrolla el Canal de Panamá se ha complementado con los puertos de contenedores del área de Balboa y del área de Colón, los cuales ya son los más importantes de la América Latina. La modalidad de transporte aéreo continental se ha desarrollado a través del aeropuerto de Tocumen, por el cual los pasajeros y carga pueden transportarse, sólo haciendo una corta escala en Panamá, desde cualquier aeropuerto en las Américas a cualquier otro aeropuerto en las Américas. A esta modalidad pronto también se incorporará el aeropuerto de Howard.

El destino final de la gran mayoría de los contenedores que llegan a los puertos de contenedores no es Panamá, sino otros puertos de contenedores de este y otros continentes. Mucha de la mercancía que llega a los puertos de contenedores y al aeropuerto de Tocumen tiene por destino la Zona Libre de Colón. Desde allí se distribuye principalmente al área más cercana del continente americano, por mar, aire y parcialmente, por tierra. Por tierra se distribuye hacia el norte, pero para poder distribuirse hacia el sur, es necesario construir la carretera de las Américas , conectando a América del Norte con América del Sur. Nada más hace falta la voluntad de Panamá para construir los 50 kilómetros de carretera de Yaviza a la frontera con Colombia. Sólo entonces se completará el desarrollo de nuestro principal recurso, nuestra posición geográfica, a través de la interacción del sistema multimodal de transporte continental y transcontinental, marítimo, aéreo y terrestre. Negar la construcción de la carretera de las Américas es negar nuestra fe en el futuro de Panamá.

También hay otra razón para que dicha carretera traiga prosperidad adicional a nuestra Nación. Nuestros puertos del área de Balboa y del área de Colón son ya puertos de alto calado y en el futuro cercano serán profundizados para poder recibir a los barcos Post-Panamax que usarán el tercer juego de esclusas. Colombia, por otra parte, carece de buenos puertos. Barranquilla no tiene alto calado y la sedimentación del Río Magdalena le impide mejorar significativamente esta situación. Cartagena también tiene problemas de calado.

El mejor puerto de Colombia en el Atlántico es Santa Marta, el cual es de alto calado. Pero la topografía de Santa Marta le impide crecer sobre tierra y este puerto ya está saturado con las importaciones de granos y exportaciones de carbón de piedra que maneja. Estos tres son los principales puertos de Colombia en el Atlántico. En el Pacífico, su único puerto importante es Buenaventura, el cual está conectado con tierra firme por un puente altamente vulnerable y, al resto de Colombia, por una carretera de montaña que frecuentemente es interrumpida por derrumbes. Los puertos de Panamá podrían servir significativamente al comercio de Colombia, lo cual contribuiría al crecimiento económico de ambos países y del resto del continente americano.

Nuestro sistema multimodal de transporte estará completo cuando Panamá se decida a romper el paradigma del llamado Tapón del Darién y a construir los 50 kilómetros de la carretera de las Américas.

-El autor es empresario.periodistas@laestrella.com.pa