Temas Especiales

11 de Aug de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Excelencia para el cambio

(Ante todo debo informar que no he solicitado ningún cargo público personal).. En las políticas de personal muchos son los parámetros d...

(Ante todo debo informar que no he solicitado ningún cargo público personal).

En las políticas de personal muchos son los parámetros de evaluación, test, protocolos, calificaciones, perfiles, concursos, entrevistas, exámenes, cuestionarios, etcétera. Pero, pese a estos métodos, no existe garantía de que se está designado al personal perfecto. No siempre los mejores créditos son compatibles con la asertividad, la personalidad, la empatía que algunas funciones requieren.

En otras circunstancias son la disciplina, el orden, la ética, la rigurosidad los requisitos esenciales. En todo caso el liderazgo, la consagración al trabajo, la comunicación, la honestidad y la identificación ideológica virtudes muy apreciadas y que auguran un éxito funcionario.

Condiciones como la amistad, compromisos o presiones, intermediarios comerciales, las recomendaciones, influencias y la lealtad, a veces priman sobre técnicas más científicas. Hoy, está de moda dar pasó al talento, la creatividad, la imaginación y las novedades, producto de una formación analítica, dinámica y tecnológica que imprime audacia, pero a veces con inexperiencia.

Centralización normativa y descentralización ejecutiva. Fundamental es tener un claro criterio sobre ese procedimiento. Periféricamente participar y comulgar con la normativa y centrípetamente mantener una perspectiva de comunicación y supervisión de transparencia y técnicas efectivas. Las vías de dirección deben retroalimentarse con sugerencias y aún críticas constructivas. La experiencia es un recuento de éxitos, pero también de fracasos, que aprendiendo a corregirlos dejan en el disco duro cerebral los mecanismo reflejos aparentemente automáticos y espontáneos de reacciones sabias.

Toda la estructura debe girar operativamente sobre el eje de un Programa pluridisciplinario, interconsultado. Una planificación profesional realista factible en el tiempo y lo suficientemente flexible para aceptar adaptaciones. Los objetivos deben estar bien definidos y las metas fijadas. La participación y aceptación de todo el equipo como unidad incluyendo a los usuarios es básico. Dar especial atención a los conocedores de las características concretas de los hechos y lugares. Entonces con un criterio holístico e ideológico de altura, tomando con todos los elementos, incluyendo los presupuestos, ir a las decisiones y las pautas ejecutivas.

La desorganización, incomunicación, anarquía, celos profesionales, discrepancias en el fondo o forma del tema y carencia de argumentos son distorsiones que deben “prevenirse” o erradicarse. También sabotean estos esquemas de trabajo las mafias, roscas, pandillas, redes delictuales internas y externas que estén o intenten introducirse en el sistema con su corrupción.

El autoritarismo en cualquier nivel, el burocratismo, la deshumanización, la desatención, la descortesía, la informalidad, las “reunionitis” , el consumismo y el papeleo injustificado, los controles partidarios, que son el continuismo de más de los mismos, deben ceder ante la automatización, capacitación, concursos, calificación de méritos y orgullo de la eficacia institucional o política. Tomar medidas “preventivas” de selección con: la indisciplina, la impuntualidad, la adulación, los dobles caras, los oportunistas, militancia partidaria antagónica, con pasado antidemocrático, y naturalmente de los corruptos.

A la Carrera Administrativa, creada en democracia por los panameñistas, debe dársele la rigurosidad técnica para que sea no una agencia de empleo partidista, sino un instrumento de perfeccionamiento gubernamental para alcanzar un Panamá Mejor. “Pro Panamá beneficio”.

-El autor es médico y ex ministro de Salud.grollap@cableonda.net