Temas Especiales

07 de Aug de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Basura y leyes

Caminaba yo por algunas calles de la ciudad capital, en compañía de un amigo que nos visitaba por vez primera; sin embargo, quedé perple...

Caminaba yo por algunas calles de la ciudad capital, en compañía de un amigo que nos visitaba por vez primera; sin embargo, quedé perplejo y mudo al preguntarme mi amigo el porqué tanta basura en Panamá.

No supe realmente qué contestar a esa pregunta y me puse a pensar en la impresión de los turistas que visitan nuestro país por la cantidad de basura existente a nivel nacional. El problema puede surgir —según investigaciones—, porque existe poca legislación ambiental sobre la materia; además hay una contaminación usual, porque muchas personas arrojan la basura en lugares públicos, como la recién inaugurada Cinta Costera, a pesar de que esto lo castiga la Ley.

Tengo entendido que hace años se presentó una iniciativa legislativa “Por (la) cual se procura hacer de Panamá un país limpio y atractivo” , propuesto por el entonces legislador de Arraiján, Lenín Sucre. Este anteproyecto tiene 10 artículos y su fin es imponer sanciones a quienes arrojen desperdicios en los lugares públicos.

La Ley que, según mi interpretación, busca fomentar la conciencia de los panameños para cuidar un poco más la imagen de limpieza, parece haber caído en sacos rotos, porque casi no hay iniciativas para controlar este problema.

Es interesante saber que basura y leyes deben ir acompañados de la mano, para concientizar al individuo y no buscar multar a las personas, sino más su comprensión del problema.

El castigo de multa debería ser como último recurso o pena, porque la imagen que está adquiriendo nuestro Panama como destino turístico o Home Port nos obliga a mostrar una cara bella y radiante de nuestro país.

La recolección de basura en Panamá representa un gravísimo problema en materia de Salud Pública, donde el Estado debe propiciar un desarrollo social y económico que prevenga la contaminación del ambiente, mantenga el equilibrio ecológico y evite la destrucción del ecosistema.

-El autor es periodista.mrelis_13@yahoo.es