Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Más cultura, menos delincuencia

Distintos intelectuales de nuestro país se han manifestado a través del medio escrito, alzando su voz para hacerse escuchar de los que p...

Distintos intelectuales de nuestro país se han manifestado a través del medio escrito, alzando su voz para hacerse escuchar de los que parecieran tener oídos sordos. Gente de letras, artistas, folkloristas, artesanos, músicos, entre otros, todos sin distingo de partido, se han manifestado a favor de establecer políticas públicas que den la importancia debida al tema Cultura.

Cuando enfocamos el tema lo hacemos desde la perspectiva de “poner la cultura al servicio de la calidad de vida de las personas y el desarrollo humano, mediante la participación democrática y mayor acceso a los bienes tangibles e intangibles” (propuesta 8va Plan Martinelli para la Cultura), porque la cultura está íntimamente ligada con la identidad nacional y el desarrollo de un país.

Expresé, en su momento, que para nosotros la Alianza por el Cambio es de suma importancia y prioridad el tema Cultura y planear para el futuro, nos hacemos eco de la Declaración de la UNESCO (México 1970) que señala que la cultura “.. hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos” y que esa clase de seres humanos pensantes y cultos es la que necesitamos para fortalecer un verdadero cambio en nuestro país.

Particularmente nuestros aportes, que formaron parte de la propuesta consensuada y aprobada, incluían elevar a la categoría de políticas públicas la Cultura y el Arte en todas sus expresiones. De esta forma garantizamos permanente prioridad y la comprensión de la cultura en todos los niveles de la administración pública.

Otro elemento importante es dotar del presupuesto necesario al ente rector de nuestro patrimonio y acervo cultural. Así renovamos nuestro compromiso, para que la cultura deje de ser “la cenicienta” del Estado, para convertirse en parte esencial de nuestro crecimiento y desarrollo.

Sugerimos también la aprobación de una ley marco en el tema de la cultura, promoviendo previamente, mecanismos de concertación y consulta de todos los involucrados. Con la Ley General se crearía la Autoridad Nacional de la Cultura, ente que reuniría en su seno a todas las entidades disgregadas en distintos ministerios.

Asimismo, se revisaría la distribución presupuestaria en el tema Cultura, a otras entidades distintas al ente rector, y se reasignarían los programas y partidas a la Autoridad Nacional de Cultura, con el propósito firme de una correcta y eficiente administración de los recursos del Estado, evitando duplicidad de funciones y cumpliendo con la labor de fiscalización de los dineros de todos.

“Más cultura, menos delincuencia” , es uno de los proyectos insignia que beneficiarían directamente en las comunidades. Como observan los ciudadanos, son propuestas factibles, ambiciosas y decididas, cambios concretos que redundan en beneficio del país. Más cultura, menos delincuencia, no esperamos menos.

*Escritor y analista político.recursossinlimites@gmail.com