Temas Especiales

03 de Aug de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Estado de Derecho, democracia y estabilidad institucional

Todos convenimos en que la lucha contra el crimen tiene que ser frontal y decisiva. No podemos observar este fenómeno como si ya fuera p...

Todos convenimos en que la lucha contra el crimen tiene que ser frontal y decisiva. No podemos observar este fenómeno como si ya fuera parte de nuestra rutina. Todo lo contrario, debemos partir de la conciencia de que sí es reversible. En esta lucha, si bien parte importante de la responsabilidad es del gobierno, sus aparatos que oficialmente monopolizan y administran la fuerza bruta y las agencias de inteligencia, también la sociedad civil tiene mucho que aportar, por lo que la seguridad ciudadana es un tema de Estado.

En este contexto, lo que no podemos aceptar es que con el pretexto de luchar contra el crimen, organizado o no, violentemos la institucionalidad, sobre todo la que tiene que ver con la defensa e integridad humana. El día que desterremos el sagrado principio del debido proceso o proceso debido o el estado de inocencia pasaremos de la civilización a la barbarie. Importante señalar que costó cientos de años la transición del medioevo para llegar al Estado moderno, el de las garantías fundamentales individuales, el Estado de Derecho, de la separación de poderes, fórmula esta que procura evitar la concentración de poder, para así lograr que el Estado y la sociedad funcionen de manera equilibrada.

En Panamá, el modelo inquisitivo de hacer justicia, del cual se sirvieron intereses antidemocráticos para violentar y perseguir, ha quedado atrás y la sociedad logró consensuar un modelo acusatorio, garantista, que prioriza la libertad individual. Esto me lleva a sostener que si en verdad se quiere enfrentar el crimen, debe ser sobre la base de construir una estrategia de política criminológica, de la cual adolece el Estado; una eficaz política preventiva, un sistema penitenciario que tenga como norte la reinserción social y recursos disponibles para la justicia y las labores de inteligencia.

Debemos tener presente que enfrentar la delincuencia demanda de los esfuerzos interinstitucionales en mancuerna con la sociedad civil.

*Abogado.ramiroguerra50@yahoo.es