Temas Especiales

03 de Aug de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Suspensión de la ciudadanía

Examinar la doble ciudadanía es como ver el vaso medio lleno o medio vacío. Claro, entre nosotros en el exterior, no estamos todos inter...

Examinar la doble ciudadanía es como ver el vaso medio lleno o medio vacío. Claro, entre nosotros en el exterior, no estamos todos interesados en el voto desde el exterior o la recuperación de la ciudadanía panameña, pero muchos sí lo estamos en un examen más profundo de las políticas públicas y constitucionales excluyentes, por no gozar de una evaluación “más amplia”.

Generalmente la emigración de Panama fue por una visión a largo plazo de lo que sería nuestro estancamiento laboral, por motivos étnicos los unos y políticos los otros, junto con nuestras percepciones de la existencia de mejores oportunidades en EUA. Hablando de visiones y percepciones, en el artículo “Relaciones internacionales” de Deyanira Pino, publicado en La Prensa , sale a relucir precisamente lo que muchos percibimos nos arroparía laboralmente de no haber emigrado. Sobre los puesto de diplomacia y relaciones internacionales, dice Pino: “Soy egresada de la Universidad de Panamá, de la Escuela de Relaciones Internacionales. Si se hace una investigación de todos los gobiernos, nos enteramos de que hay personas que solo han terminado una escuela secundaria y solo porque apoyan políticamente a un candidato se les premia de esta forma. La mayor parte del personal no es egresado de las relaciones internacionales”.

Por otra parte, hoy aún hay evidencias de que el sector antillano de Panamá recibe trato como una curiosidad etnográfica, y mucho menos aquello que enarbola la Constitución cuando les fue otorgada la ciudadanía panameña a los antillanos de pie en 1946. Ante lo expuesto en el artículo señalado arriba, y ante nuestras visiones a corto y largo plazo sobre oportunidades y seguridad laboral, no podemos examinar lo planteado constitucionalmente sobre la suspensión de la ciudadanía, sin tomar en cuenta los motivos de persecución de bienestar social que causaron la renuncia explicita o tacita de la misma. Quizás, primero nos toca ensayar el voto desde el exterior para elegir las autoridades municipales.

*Panameño residente en Washington, D.C.reman0217@aol.com