10 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El retorno de la historia

En 1992, Francis Fukuyama publicó su libro “The end of History and the last man” (“El fin de la historia y el último hombre”). Su argume...

En 1992, Francis Fukuyama publicó su libro “The end of History and the last man” (“El fin de la historia y el último hombre”). Su argumento principal era que el fin de la Guerra Fría con la caída del muro de Berlín en 1989 marcaba el final de la lucha ideológica entre el liberalismo capitalista y el comunismo. Era, de acuerdo a Fukuyama, el final de una lucha desde la antigua historia entre el liberalismo y el totalitarismo.

Fukuyama escribió: “ A lo que hemos sido testigos no es solo el paso de un periodo particular de la historia de post-guerra: Es el final de la evolución ideológica de la humanidad y la universalización de la democracia liberal occidental como la forma final de gobierno humano ”.

Fukuyama visualizaba que al finalizar la lucha ideológica con la victoria de las democracia liberal, no habría necesidad de guerras territoriales. Las naciones convergerían en paz; convertirían sus estrategias geopolíticas a geoeconómicas. Y así sucedió por un tiempo. En los periodos 1980 y 1990 desaparecieron dictaduras de todo color político arrasadas por los movimientos liberales.

Sin embargo, el mundo visualizado por Fukuyama resultó una ilusión.

El escritor Robert Kagan en su excelente libro “The return of History and the end of a dream” (“ El retorno de la historia y el final de un sueño ”), un título que obviamente se inspira en el del libro de Francis Fukuyama, presenta una nueva visión del mundo. Recomiendo su lectura.

Kagan mantiene que el sueño de una paz universal después de la Guerra Fría fue desvanecido por nuevas realidades. Los grandes poderes han vuelto otra vez a competir por hegemonía. Kagan explica que las naciones permanecen más fuertes que nunca, como también que han renacido los antiguos nacionalismos ambiciosos.

El mundo continua siendo “ unipolar ”, siendo los Estados Unidos la única real superpotencia sobreviviente.

Sin embargo, la competencia internacional por hegemonía entre los Estados Unidos, Brasil, Rusia, India, China, Irán y Japón contienen elementos que amenazan la paz. El comunismo ha muerto, pero ha surgido una nueva lucha ideológica entre las democracias y las autocracias representadas por Rusia y China. Los chinos consideran que las autocracias resultan mejores que las democracias. La situación se complica ante la lucha de los islámicos fundamentalista, que luchan contra la cultura occidental que acusan de haber penetrado y contaminado sus culturas. Hemos regresado al periodo anterior a la caída del muro de Berlín, aunque la lucha ahora es entre democracia y autocracia.

El mundo continua siendo “ unipolar ”, pero Rusia y China aumentan y no están satisfechos que exista un mundo “ unipolar ”. China habla de una estructura de poder mundial de “ una superpotencia y dos grandes potencias ” con la intención de debilitar la gran superpotencia. China está aumentando su capacidad bélica. Rusia no está económicamente en condiciones de hacerlo, pero espera debilitar el poder de los Estados Unidos, particularmente en Europa, ejerciendo el poder que le da el control y la disponibilidad de grandes reservas energéticas.

Por el otro lado, la situación en Irán representa una amenaza adicional al liderazgo mundial de los Estados Unidos. Por ahora, el liderazgo mundial de los Estados Unidos y su calidad de ser la única superpotencia global no se ve seriamente afectada. Existen suficientes democracias para contrabalancear las autocracias. El futuro de su supremacía económica y militar depende de cuan bien continúe a inclinar la balanza a su favor.

Lo cierto es que al final la humanidad ha regresado a la etapa de las luchas ideológicas entre el liberalismo y el absolutismo. Ha regresado la historia. La época de paz internacional, que significó la desaparición de todas las ideologías con la caída del muro de Berlín, resultó un espejismo; el final de un sueño.

¡El mundo ha regresado a su normalidad!

*Economista y diplomático.titojaen@gmail.com