08 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El turismo rural y ecológico en Panamá

Un tema sacado a la palestra es el de las facilidades que deberá ofrecer el país al desarrollo del turismo en general. Al entrar al tema...

Un tema sacado a la palestra es el de las facilidades que deberá ofrecer el país al desarrollo del turismo en general. Al entrar al tema, nos remontamos al concepto que tiene la Organización Mundial del Turismo de la ONU, cuando dice que este gran movimiento de todos los países, “ comprende las actividades que realizan los turistas cuando salen de su hogar habitual a otros parajes por un tiempo no mayor de un año ”.

Pero cuando se trata este vital rubro de la economía nacional y de los países del mundo, aquí se nos viene la idea de que estamos hablando de la ciudad capital exclusivamente. Desde la antigüedad, con la celebración de los Juegos Olímpicos en la ciudad Olimpia, pasando por la Edad Media, Moderna y Contemporánea, esta actividad ha fortalecido la economía de muchos países de América Latina, El Caribe, América del Norte, Europa y Asia. Desde luego, por ello existe una organización en cada Estado que vela porque se brinden las mejores condiciones al turista, sobre todo seguridad. Por todo lo que ha significado este movimiento que ha sido una industria y motor del progreso, países con otra visual han elevado esa dirección a Ministerio de Turismo. Pero este no es el caso en Panamá, donde siempre se ha pretendido concentrar este movimiento marginando el turismo rural y ecológico, inclusive del turismo cultural y religioso.

Es que en el interior tenemos lugares bien identificados y cada provincia cuenta con sitios de interés turísticos, a muchos de los cuales la Dirección rectora debería prestar atención, si queremos pensar en el desarrollo equilibrado de los intereses de la Nación.

A mi juicio, debemos actuar con mayor visión y, debe ser tarea de las regionales de Turismo levantar un inventario muy propio de la Región con todas las facilidades que ofrecen dichos lugares. Estoy convencido, por lo que he podido observar, de que los extranjeros que arriban al interior buscan un rincón para palear el estrés de las inseguras y convulsionadas metrópolis.

El turista no llega a Panamá ni al interior para pasar su tiempo en bares o cantinas. Ese no es su propósito fundamental. El turista viaja por placer, por conocer, por llenar su espíritu de nuevas experiencias y ampliar su horizonte cultural. Panamá, por su posición geográfica, debe prepararse mejor y explotar el turismo rural y ecológico, ofreciendo los mejores paisajes del interior, sitios religiosos, culturales, históricos y naturales.

Veraguas es la única provincia en el plantea bordeada por dos océanos. Una de las islas más importantes del Pacífico declarado Patrimonio de la Humanidad. Playas reconocidas mundialmente y, todo ese conjunto natural e histórico, exige una nueva visión del Veraguas de hoy. Impulsar el turismo hacia el interior del país no es tarea fácil, pero con una mentalidad de cambio, se podrá hacer.

*Ex legislador de la República.chente-3406@hotmail.com