Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La pobreza viola los derechos humanos

Hace poco leí un discurso del cardenal argentino Jorge Bergoglio, que me llamó la atención y provocó este artículo.

Hace poco leí un discurso del cardenal argentino Jorge Bergoglio, que me llamó la atención y provocó este artículo.

El cardenal afirma que los derechos humanos se violan no solo por el terrorismo, la represión y los asesinatos, sino también por la existencia de condiciones de estructuras económicas injustas que originan grandes desigualdades. A esta desigualdad social la pegó a la deuda social que tienen los gobernantes con su pueblo y, por supuesto, con el país.

Es más, el primado argentino insiste en que la deuda social exige la realización de la justicia social, lo cual genera un compromiso real con el Estado, la dirigencia política, el capital financiero, los empresarios, industriales, sindicatos, la iglesia y demás organizaciones sociales.

Sin embargo, trayendo este discurso a Panamá, observamos que la transferencia de riqueza de los más pobres a los más ricos, hace de nosotros uno de los países con mayor desigualdad en el mundo. En el 2008, el 20% de la población más rica de Panamá recibió el 63% del PIB, mientras el 20% más pobre accedió únicamente al 1.5% del mismo.

La desigualdad se expresa en que 508,700 panameños viven en situación de pobreza extrema y la pobreza general representa el 32.1%, es decir, 1,000,000 de personas. Los pobres en Colón son el 42.7% de la población y los extremadamente pobres el 10.3%, sin embargo, allí está la Zona Libre. Los pobres de Veraguas son el 53% de la población, mientras que dos o tres familias acaparan la propiedad territorial.

En Panamá, el crecimiento económico se lo han apropiado las 100 familias que detentan el poder económico y político.

Al escuchar al presidente Ricardo Martinelli, decir en la ONU: “ Soy un empresario, no un político. He incursionado en la política para cambiar la manera de hacer las cosas. Voy a tomar mis experiencias y ponerlas a trabajar en el gobierno ”, pienso que ojalá salde esta deuda social y acabe con la desigualdad social en Panamá.

*Economista.elamphrey@hotmail.com