Temas Especiales

29 de Jun de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Parlacen y Estados Nacionales

Hace varios meses se viene debatiendo la salida o no del Parlacen entre los principales argumentos esgrimidos es que el mismo no es oper...

Hace varios meses se viene debatiendo la salida o no del Parlacen entre los principales argumentos esgrimidos es que el mismo no es operante y no le ha servido a Panamá. Otros sostienen que es un gasto innecesario para el Estado, el tercer argumento es que fue una promesa de campaña del presidente.

Sobre el primer argumento, que no ha sido operante, puedo subrayar que este Órgano Supra Nacional ha sido el pilar de la paz en la Región y la misma propicia el libre comercio que genera miles de millones de dólares a Panamá y principalmente a la Zona Libre. Segundo los pasajes de avión de casi 100 diputados de este órgano son comprados a una empresa nacional, esto asciende casi a un millón de dólares al año y no a su competidor. Los seguros de los 120 diputados y administrativos del Parlacen son comprados a una aseguradora nacional, que suman en primas brutas casi seiscientos mil dólares al año.

Existen dos oportunidades económicas, la primera es que podemos negociar un TLC en bloque con la Comunidad Económica Europea y la segunda de manera individual como país. De salirnos nos restamos de la primera posibilidad y con la amenaza de boicot que sufre actualmente Costa Rica por parte de nuestros hoy colegas del Parlacen, que han creado comisiones para ir a Europa para que primero se negocie con ellos 40 millones de habitantes del bloque, que con la pequeña Costa Rica de cuatro millones de habitantes, porque ésta no está en el Parlacen.

El argumento de que fue una promesa presidencial de campaña es un poco difuso, porque en el documento que se publicó y se difundió titulado “ Plan de Gobierno por el Cambio ” dice en su eje institucional de Política Exterior, en el punto 7, “ Propuesta para darle sentido a nuestro papel dentro del Parlamento Centroamericano , se recomendarán e impulsarán profundas transformaciones en dicho organismo regional que permitan evaluar nuestra permanencia en el mismo ” (Página 28). Por esta razón no entendemos la salida de este organismo como primera medida.

La posición en contra de la integración creo que se deben a dos factores principales. El primero es la desinformación, porque se cree que se gastan grandes recursos del Estado panameño, siendo la cuota de Estado solo de 1.7 millones de dólares, que no representa ni un punto porcentual en nuestro presupuesto, se gasta menos que en los carnavales.

El segundo factor se debe al patrimonio cultural que nada de similar tiene con Centroamérica. Sin embargo, hay que advertir que esta integración nada tiene que ver con nuestra identidad nacional, sino imaginemos esto en la Comunidad Económica Europea. ¿Qué tienen en común los españoles con los checoslovacos, los polacos o los húngaros? Nada, solo comparten el continente. Tenemos más en común con los centroamericanos que los países anteriormente citados (idioma, religión, etc.). Sin embargo, los europeos están integrados para los intereses comunes comerciales y sociales.

Por otra parte, la evolución de los Estados Nacionales va hacia la integración política de los mismos en este sentido el Mercosur piensa crear un Parlamento. ¿Seremos antihistóricos al denunciar el Tratado del Parlacen o abrimos pasos hacia la evolución de los Estados Comunitarios, que parece ser la evolución natural de nuestras organizaciones políticas llamadas Estados Nacionales?

*Diputado del Parlacen por el Estado de Panamá.raulcarrillo47@hotmail.com