Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Separación de Colombia

Existe una importante bibliografía sobre los acontecimientos de 1903. Recomiendo: El cruce entre dos mares , de David McCullough; Cadiz ...

Existe una importante bibliografía sobre los acontecimientos de 1903. Recomiendo: El cruce entre dos mares , de David McCullough; Cadiz a Catay , de Miles Duval; y la muy completa, pese a lo que digan algunos aquí, Panamá y su separación de Colombia , de Eduardo Lemaitre. Obras que sumo al trabajo de Ovidio Díaz E., El país creado por Wall Street.

Estos libros prueban cómo Estados Unidos presionó a los negociadores colombianos (Silva, Concha y Herrán) para firmar un tratado sobre el Canal que contenía una flagrante violación de la soberanía, bajo amenaza de tomar por la fuerza a Panamá. Cuando estas presiones no dieron resultado, pues el Senado colombiano no aprobó el Tratado Herrán Hay, se preparó con el apoyo de prominentes empresarios panameños, la separación de Colombia.

Es ilustrativa una carta de Facundo Mutis Durán, quien fuera gobernador de Panamá, dirigida a José V. Concha, el 6 de mayo de 1902, en la que recomienda la firma del tratado, aunque cree que “ el canal una vez construido no influirá de modo apreciable en la prosperidad del Istmo.. ”. Señala que algunos se oponen “… por considerar tales exigencias depresivas de la dignidad y la soberanía de la Nación ”, entre ellos los liberales. A favor están “ la gran mayoría de comerciantes, propietarios, industriales y hombres de negocio ”, a los que él se suma.

La carta muestra que no hay unanimidad sobre el tema del Tratado en Panamá. Estas contradicciones afectaron a los tres senadores por Panamá: mientras José Agustín Arango, no asistió a los debates, porque ya había empezado la conspiración para la separación; José de Obaldía recomendó su aprobación con “ restricciones ” y el 2 de agosto se retiró de la sala para no votar. Pero el tercer senador panameño, Juan B. Pérez y Soto hizo el más importante alegato para su rechazo.

Recomiendo también La jornada del día 3 de Noviembre de 1903 y sus antecedentes , del panameño Ismael Ortega. La obra es una apología del acontecimiento, pero la narración minuciosa permite ver algunos detalles que suelen pasarse por alto. Por ejemplo, el papel decisivo de las tropas norteamericanas. Amador escribe a Bunau Varilla (el 29 de octubre): “ Fate news bad powerfull tiger urge vapor Colón ”. Este le responde en clave que en dos días llegaría el buque de guerra. Llegaron el Nashville primero y el Dixie después, para asegurar la separación.

Chiriquí, el coronel Alvarado fue enviado para sumar la provincia, pero allá encontró la oposición del gobernador Ramón de la Lastra. Alvarado, habló con el hermano, José María, pero éste creía que se trataba de una maniobra de los liberales. Alvarado le respondió: “ Don Pepe, Ud. está equivocado. No es esta obra de los liberales, pues, precisamente, son los conservadores los que están a la cabeza de este movimiento. Ahí están don José A. Arango, Amador, Nini Obarrio, Espinoza, Tomás Arias ”.

En Colón, luego de retiradas las tropas de Torres, los separatistas, supongo que henchidos de “ patriotismo ”, nombraron abanderado al coronel norteamericano Shaler, quien cedió el honor de izar la bandera panameña al mayor William Murray Black, gringo también, entre gritos de “ Viva la República de Panamá! ” “ Vivan los Estados Unidos de América! ”.

*Sociólogo.olmedobeluche@hotmail.com