Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Siempre en sintonía con la gente

Algunas personas piensan que ser realista o ser crítico constructivo con respecto a la labor de funcionarios específicos del gobierno es...

Algunas personas piensan que ser realista o ser crítico constructivo con respecto a la labor de funcionarios específicos del gobierno es hablar mal del gobierno, nada más alejado de la verdad, nada más irreal.

Tampoco es malo que entre los propios funcionarios realicen los análisis introspectivos de su labor y sus propias evaluaciones externas también. De nada le sirve a un ministro preguntarle a un asesor cercano si lo está haciendo bien y si se arriesga a hacerlo, debe estar bien seguro de si lo que tiene enfrente es un asesor capacitado o un adulador profesional.

Indistintamente de que sientan cómodos con sus resultados o no, la verdad sea dicha. Esto no es un concurso de popularidad, gobernar no es fácil, pero ese difícil arte de gobernar requiere perfeccionarse cada día, estando en permanente contacto con la percepción ciudadana. Afortunadamente el presidente Ricardo Martinelli lo sabe y está siempre en sintonía con la gente.

Algunos amigos aducen que la medida para evaluar a los ministros debe ser observar si han cumplido con los objetivos. Aún siendo de los amigos de nuestro gobierno, mi primer deber es hablar con honestidad a nuestro pueblo, si la medida es cumplir los objetivos, propongo lo siguiente: Para empezar por ejemplo ¿Alguno de ustedes sabe cuáles son los objetivos del sector agro?

En ese orden, ¿saben si efectivamente el ministro de esa cartera los ha cumplido o siquiera ha cumplido con su trabajo?

Reflexionemos y seamos prudentes, si generalizamos y arropamos a algunos ministros con la popularidad del propio presidente de la República, cuyo índice de gestión está en el 72.4 por ciento según la propia encuesta, no nos ayuda mucho a hacer el cambio que Panamá necesita.

¿Por qué mejor no hacemos un análisis desapasionado del desempeño real de cada uno de los ministros y veamos si la percepción de la encuesta es acorde con la realidad? ¿Cuál es el miedo?

Hacerlo así, en ningún sentido desmejora la excelente opinión de la mayoría ciudadana acerca del presidente y su gobierno (71.4%).

Hacer ese análisis objetivo no significa que ahora tú eres oposición ni mucho menos lo podrá decir un ministro que tiene preñada su institución de recalcitrantes perredés que entraron con él en julio.

Vale puntualizar que un 57 por ciento opina que el presidente sí debe hacer cambios en el gobierno.

*Escritor y analista político.recursossinlimites@gmail.com