Temas Especiales

16 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¡Ojo con el subsidio electoral!

A raíz de las declaraciones del ex diputado Jorge Hernán Rubio, en las que exige a la dirigencia del Partido Popular una auditoría físic...

A raíz de las declaraciones del ex diputado Jorge Hernán Rubio, en las que exige a la dirigencia del Partido Popular una auditoría física y contable del uso de los recursos del PP, es importante retomar el manejo que los partidos políticos, y en particular el PP, le dan al subsidio electoral, que es de los recursos de todos los panameños.

Tomo prestada la cita de una ponencia del magistrado Eduardo Valdés Escoffery, que atribuye a José María Figueres, ex presidente de Costa Rica: “ el financiamiento del Estado a los partidos políticos no debe verse como un gasto, sino como una inversión en el fortalecimiento de nuestras democracias ”. Comparto totalmente esa apreciación del ex presidente Figueres, por tanto el presente artículo lo que aspira es a que al subsidio electoral se le dé un uso razonable para lo cual fue destinado y no que sea un nicho para el aprovechamiento particular de las cúpulas de los partidos políticos que manejan el subsidio a su manera.

Lo primero que se debe revisar en las reformas electorales, que se comenzarán a discutir en estos días, es si el 1% que se destina de los ingresos corrientes del Gobierno Central al subsidio de los partidos políticos es hoy un monto razonable vs otras necesidades, como la pobreza y los altos niveles de violencia que vive la sociedad.

Cuando hablamos del 1% de los ingresos corrientes del Gobierno Central, estamos hablando de que en el primer quinquenio que se hizo efectivo el subsidio directo a los partidos políticos en nuestro país (1999-2004) se destinaron 15.3 millones de dólares; en el segundo quinquenio (2004-2009), se destinaron 20 millones; y en el tercer quinquenio (2009-2014), se destinarán 33.7 millones del Presupuesto General del Estado, lo cual sumaría unos 69 millones de dólares desde 1999 a 2014. Y este monto irá subiendo en la medida en que los ingresos corrientes del Gobierno Central vayan subiendo.

Hablar de sumas millonarias en subsidio electoral, es hablar del buen uso que los partidos políticos le den a estas partidas y es allí según mi criterio, donde está el problema. En el manejo que le dan las cúpulas de los partidos políticos al subsidio electoral.

El Tribunal Electoral (TE) tiene sus auditores internos para verificar los gastos y la Contraloría de la República igualmente fiscaliza el subsidio de los partidos políticos, aún así, existen algunos dirigentes de los partidos beneficiados con el subsidio que lo que hacen es inventar seminarios que nunca se dan y si se dan no llenan ningún objetivo, que no sea el crear el evento para justificar gastos. Esto es perder el dinero del pueblo.

El TE debe reforzar los mecanismo de fiscalización del subsidio electoral con mayor celo, evitando que le metan gatos por liebres con actividades inventadas.

Los rubros sobre los que hay que tener mayor fiscalización son: capacitación política, honorarios, gastos de organización, gastos de participación en cursos y conferencias dictados por terceros y, sobre todo, en salarios y servicios profesionales.

Hoy, la lucha de muchos dirigentes por aferrarse a sus cargos es, más bien, la lucha por manejar el subsidio postelectoral que entregará el Tribunal Electoral.

Por eso reitero mi llamado a los magistrados: ¡Ojo con el manejo del subsidio a los partidos políticos!

*Miembro del Partido Popular.jdtorres@cwpanama.net