02 de Dic de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Por una verdadera reforma educativa

Sin ser la jefatura gringa un paradigma que nos guíe en la mejor toma de decisiones para cualquier acontecimiento político, empezando po...

Sin ser la jefatura gringa un paradigma que nos guíe en la mejor toma de decisiones para cualquier acontecimiento político, empezando porque sus propias determinaciones siempre son mal tomadas y adversas a la gran mayoría, debo admitir que Barack Obama apuntó con suma certeza hacia el mejoramiento de la educación como garantía necesaria para un mejor futuro para la nueva generación de EE.UU.

Como líder mundial del golpeado sistema capitalista salvaje, pone en marcha un plan mediante el cuál los estados compiten por fondos federales, a través de la reforma y la elevación de las normas de calidad educativa, eso significa recompensar a los maestros por sus resultados, haciendo hincapié en materias cruciales como la ciencia y las matemáticas. ¿Quién medirá el mejoramiento o desmejoramiento en el conocimiento?, los exámenes universitarios.

Panamá hace rato que entendió lo necesario de modernizar la educación que ha atrasado a toda esta generación, que no encuentra espacio laboral ni profesional ante un mundo globalizado. Nuestro aparato magisterial necesita una profunda reforma en su propio currículo, solo así podrá enseñar lo que exige el mercado.

Nuestra reforma educativa necesita empezar desde los jardines infantiles, es un delito mundial negarle la posibilidad de competencia a nuestra niñez al inculcarles incoherencias ya superadas por la ciencia moderna, todo cambió, el conocimiento hoy es información sistematizada, comunicaciones y tecnología de punta. Allí es donde hay que centrar la reforma educativa panameña, allí es donde la universidad debe empezar a construir puentes de conocimientos con los otros niveles educativos, allí es donde primaria y secundaria deben reconstruir los programas de conocimiento y los maestros mirar el futuro con compromiso por un mejor Panamá. El Ministerio es la herramienta que debe hacer desarrollar toda la reforma, con o sin mochilas, becas o apoyo magisterial.

*Economista.elamphrey@hotmail.com