Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Hospital Santo Tomás, una escuela

Compromisos con mi salud me han obligado a solicitar los servicios médicos especializados, por lo que en dos ocasiones he acudido al Hos...

Compromisos con mi salud me han obligado a solicitar los servicios médicos especializados, por lo que en dos ocasiones he acudido al Hospital Santo Tomás. En ambas ocasiones he recibido una atención médica insuperable, humanitaria y digna de ser reconocida. El personal médico especializado, los residentes, internos, las enfermeras muy diligentes, los técnicos de enfermería y auxiliares, sumados al personal administrativo y de laboratorios, entregan diariamente sus fuerzas a la recuperación de la salud de centenares de usuarios, convirtiendo en una excelente escuela a dicho centro.

La casi gratuidad de las atenciones y servicios que allí se prestan, debe servir no solo para mantener el nivel de elevada atención, sino para crear conciencia de la necesidad de cuidar, ayudar y promover la institución como un gran centro para la salud pública. Los panameños no conocemos el costo diario de cada cama—hospital.

Ignoramos las inversiones diarias que debe hacer la administración, sin lo cual sería imposible atender con la eficiencia que lo hacen, todas las personas que se benefician de todos los servicios que allí se prestan. Desde el servicio de ambulancia, la seguridad, el personal administrativo en cada nivel y especialidad, los encargados de la limpieza impecable que presenta, los encargados de suministros y compras, en fin, todo un conglomerado de eficientes funcionarios, que laboran con entusiasmo.

Frente a la gama de servicios a disposición de miles de usuarios, existen otras ejecuciones que diversifican la actividad del hospital, desconocidas por los panameños, pero que elevan el prestigio y lo magnifican allende las fronteras.

En primer lugar, la preparación de los médicos internos pone en alto la calidad profesional de la medicina en nuestro país. Sumado a ello, tenemos la docencia en materia de las especialidades, donde reconocidos maestros lideran diariamente a grupos de profesionales que encuentran en la especialidad, una formación profesional óptima. Las escuelas de medicina de la Universidad de Panamá, y de otras locales y foráneas, tienen la seguridad de que sus egresados podrán alcanzar una especialización con la seguridad de un servicio adecuado, consagrado y de alta calificación.

Es responsabilidad de todos los panameños mantener en el elevado nivel en que se encuentra la estructura, cuidar los equipos, cooperar con el personal y preservar la institución, que es orgullo nacional y ejemplo para la administración pública, de que podemos y debemos agradecer al Estado los servicios que nos brinda al menor costo posible. El Hospital Santo Tomás seguirá siendo UNA ESCUELA en todos los sentidos.

*Abogado.donatiloballesteros@hotmail.com