Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Seguridad sanitaria, evita la violencia en salud

La resolución 346 del 9 de octubre del 2009, que permite la omisión en la presentación del Certificado de Intercambiabilidad por parte d...

La resolución 346 del 9 de octubre del 2009, que permite la omisión en la presentación del Certificado de Intercambiabilidad por parte de las empresas comercializadoras de medicamentos para el consumo humano en los concursos de precios en el sistema de salud público, en las solicitudes de medicamentos clasificados como de alto riesgo. Además de esta resolución por parte de la Dirección de Farmacias y Drogas del MINSA, flexibiliza la ley 1 de medicamentos de un plumazo y la Seguridad Sanitaria de los panameños, bajo el criterio de mejorar el abastecimiento de medicamentos, según esta Dirección de fiscalización sanitaria.

La resolución 081 del 29 de abril del 2005, que determina la clasificación de los medicamentos según su niveles de riesgos ª benefició a los panameños, establece la obligación de las empresas de presentar el certificado de intercambiabilidad, para poder vender medicinas que estén en la lista oficial de alto riesgo, basado en la evidencia de la equivalencia terapéutica del principio activo del medicamento, garantizando la seguridad para toda persona.

Sí bien es cierto que tenemos un problema muy serio por muchos años sin resolver, como es el mejoramiento del abastecimiento de los medicamentos, principalmente en el sector público, estoy convencido de que la población no desea aumentar los riesgos sanitarios, suficiente tenemos con la inseguridad ciudadana, para debilitar la seguridad sanitaria, para permitir que las empresas no tengan que presentar los certificados de intercambiabilidad de los medicamentos clasificados de alto riesgos, en la licitación 01 / 2010 por $92 millones, celebrada el 23 de abril del presente año, que no hemos podido evaluar al no haber información abierta a la ciudadanía.

Ahora el siguiente paso que el Órgano Legislativo haga las modificaciones a la Ley 1 de Medicamentos, con el mismo criterio de mejorar el abastecimiento de los medicamentos, mediante la flexibilización de las normas de seguridad sanitarias en materia de medicamentos logradas en años anteriores, por medio de las resoluciones 081 del 29 de abril, 262 del 31 de agosto, 421422 del 13 de dic. del 2005, 186, 187 del 7 de junio del 2006, D.E. 247 y 249 del 3 de junio del 2008 y las leyes 22 del 27 de junio y 28 de dic. del 2008, que permitieron seguridad y calidad a todos los panameños durante los últimos años en materia de seguridad de medicamentos, para que ahora sean eliminados por las nuevas reformas propuestas por el MINSA.

La estrategia en materia de adquisición de medicamentos de las autoridades de salud pública, parece no contemplar como prioridad la seguridad sanitaria de la población, dejar en manos de las farmacéuticas internacionales las garantías de los registros sanitarios por ser empresas de países del primer mundo, no es ninguna seguridad para los panameños, ya tenemos múltiples ejemplo de los errores en materia de medicamentos cometidos por estas farmacéuticas, que logran el aval en su países de origen, sin mayores dificultades de sus instituciones reguladores y nosotros somos los últimos que nos enteramos de las reacciones adversas en algunos de sus productos, por no contar con una Dirección de farmacovigilancia nacional real y efectiva, como también cederemos prácticamente nuestro derecho de emitir los registros sanitarios de todos los medicamentos, porque pueden no necesitar obligatoriamente los registros sanitarios nacionales, aprobados por nuestro laboratorio de referencia nacional.

Las nuevas modificaciones pretendidas a la Ley 1 de medicamentos del 10 de enero del 2010, ya en la Asamblea Nacional, quizás puedan disminuir el desabastecimiento de los medicamentos, pero los altos riesgos que enfrentará la población son reales. Debemos los ciudadanos prepararnos para denunciar quiénes serán los responsables ante la leyes penales, para que en estas ocasiones las sanciones legales que deban enfrentar estos funcionarios públicos, sí lleguen a aplicarse, por las decisiones sanitaria impartidas muy a la ligera que exponen a todo un pueblo.

*Asegurado. david_280559@hotmail.com