Temas Especiales

28 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Otro atraco a los ingresos del pueblo

C ontinúan los atropellos del gobierno de Martinelli contra el pueblo trabajador. En esta ocasión, de manera inusual el ministro Alberto...

C ontinúan los atropellos del gobierno de Martinelli contra el pueblo trabajador. En esta ocasión, de manera inusual el ministro Alberto Vallarino, conocido por su arte de evadir el pago de impuestos, presentó por la puerta de atrás (por correspondencia) el Proyecto Ley 178, aprobado también a tambor batiente por la Asamblea de Diputados.

El Proyecto de Ley 178 que reforma el Código Fiscal, cuatro leyes y dos decretos, tiene como verdadera intención reformar la ley que creo el Fondo Fiduciario para el Desarrollo, para que el Gobierno pueda utilizar hasta el 35% de ese ahorro para comprar los corredores Norte y Sur (unos 237.5 millones de dólares para completar la compra de los corredores). Es claro que el uso de los recursos del FFD, tal como está hoy la Ley, era una violación a la normativa, por lo cual el gobierno procede a modificarla para legalizar el atraco.

Otra parte del financiamiento provendrá del fondo del Programa de IVM de la CSS, a la que se le pretende atracar unos 237.5 millones de dólares, en una inversión de alto riesgo, que pone en peligro las pensiones y jubilaciones de las actuales y futuras generaciones. El director de la CSS, Guillermo Sáez-Llorens, luego de conversación con Martinelli, compromete los recursos financieros del Programa de IVM, sin consulta a los asegurados y beneficiarios, verdaderos dueños de la institución. Es decir, que basta una reunión con el presidente, para tomar tan riesgosa decisión que afecta los fondos de cientos de miles de asegurados.

Es claro que dicha ‘inversión’ viola la Ley Orgánica de la CSS, situación que al parecer no le preocupa, pues sabe que con otro madrugonazo y camarones legislativos podrá modificar la conocida Ley de la Muerte y lograr su cometido.

La compra de los corredores, se trata de la más grande y peligrosa inversión de la CSS, institución objeto de muchos robos y peculados en el pasado, en un proyecto que, como se ha denunciado, tienen especial interés personal el propio Martinelli y su ministro de Finanzas, Alberto Vallarino.

El resto del financiamiento, y aproximadamente 600 millones de dólares, será obtenido a través de deuda que asumirá la Empresa Nacional de Autopistas.

Todo ello mientras se le adelantan ganancias extraordinarias a empresas transnacionales como Pycsa (100% de las acciones del corredor Sur a 420 millones de dólares) e ICA (51% de las acciones del corredor Norte a 280 millones de dólares), y funcionarios de gobierno y allegados entran al negocio.

No cabe duda de que es otro atraco, donde cada kilómetro de construcción absorberá cifras millonarias de dinero, donde los mercaderes enquistados en el gobierno pretenden hacer otro gran negociado.

Los 1070 millones de dólares que serán utilizados para adquirir estos corredores, sobre los que no pesan estudios serios de ingeniería (costo de mantenimiento de la obra) y de rentabilidad financiera, podrían ser utilizados para obras que la población está demandando, como la construcción de escuelas y hospitales, reparación de la infraestructura vial a nivel nacional.

Las expectativas de los panameños de renacionalización y reversión del proceso privatizado son ignoradas una vez más por los gobernantes. Se favorece el enriquecimiento de las grandes transnacionales, mientras que la población seguirá pagando altos peajes por el uso de los mismos.

Es decir, continúan los grandes negociados con los recursos del Estado para favorecer a los gobernantes y a sus allegados a nivel nacional e internacional. Este es el caso de la compra de los corredores, del Metro, Metrobús, Canal, entre otros proyectos del Estado, así como los proyectos mineros e hidroeléctricos que atentan contra la población y el ambiente. Sin duda, trabajan bajo la consigna ‘Entran millonarios y salen billonarios’.

Estamos ante un gobierno mentiroso, autoritario, racista, pro patronal, corrupto y prepotente, que en menos de un año desencantó a quienes creyeron en sus falsas promesas de campaña.

Frente a la Ley Pinchazo, la Ley Carcelazo, la Ley Camarón, la Ley Atraco y el pago de ITBMS de 7% a partir del 1 de julio, todos este martes 29 de junio a las 4:00 p.m., a la gran movilización nacional que partirá de la Plaza Porras a la Corte Suprema de Justicia, donde se encuentran los recursos de inconstitucionalidad contra la Ley 30.

Los sectores populares, organizaciones de la sociedad civil, ambientalistas y el pueblo general nos hemos unidos para decir ‘¡Basta!’ y luchar por la derogación de estas leyes criminales.

*SECRETARIO GENERAL DEL SUNTRACS — FRENADESO.