Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Cínico y mentiroso

I naceptable resulta el hecho de que se pretenda perseguir, detener y encarcelar a los ciudadanos panameños por el simple hecho de decir...

I naceptable resulta el hecho de que se pretenda perseguir, detener y encarcelar a los ciudadanos panameños por el simple hecho de decir la verdad. Sobran las evidencias para caracterizar a este gobierno como mentiroso.

Durante el proceso electoral, Ricardo Martinelli prometió que no reformaría el Código de Trabajo, sin embargo en menos de un año promulgó tres decretos y una ley (Ley Chorizo) que violenta las relaciones laborales. Se coartar el derecho a sindicalización y huelga, derechos consagrados universalmente. Hasta el cansancio la ministra Alma Cortés y el secretario general del Trabajo, Hernán García, señalaron que las empresas no estaban obligadas a descontar la cuota sindical, que ninguna Convención Colectiva estaba por encima de la Ley, para que después de cuatro muertos, cientos de heridos y detenidos en la provincia de Bocas del Toro traten de rehuir la responsabilidad del Gobierno de Martinelli en los hechos y pasan a culpar a la empresa Bocas Fruit Company de incumplir ‘la ley al retener salarios de los trabajadores y al no descontar la cuota obrero sindical’. ¿No es esto mentir?

Martinelli dijo que no aumentarían los impuestos a los consumidores, sin embargo incrementó en 40% el ITBMS (de 5% a 7%), encareciendo aún más el costo de vida al pueblo panameño. Ante el rechazo generalizado de la población, argumenta que estos recursos se destinarán a becas universales para la educación; lo que no dice es que en su documento de propuesta electoral planteó que los fondos provendrían de impuestos a los juegos de azar. Si esto no es mentir.

Martinelli a lo largo de su campaña electoral cuestionó los viajes presidenciales de sus antecesores, prometió que en su gestión de gobierno ello cambiaría; hoy, sin embargo, acumula millas en su jet privado, que pagamos con nuestros impuestos los panameños, 20 viajes en 12 meses de gestión. Otra mentira más.

El presidente expresó, cuando estaba en la Asamblea Nacional de Diputados la Ley Carcelazo (criminaliza la protesta social), que al proyecto se le ‘había pasado la mano en pollo’ por lo que no sería aprobada, a los días es sancionada. ¿Cómo le podemos llamar a ello?

Estos son solo algunos ejemplos, de los cientos que se pudieran citar. Es inconcebible, por tanto, que se pretenda encarcelar al compañero Saúl Méndez, que se persiga a los dirigentes del Suntracs o a cualquier ciudadano de este país, por el solo hecho de señalar lo que viene siendo la gestión gubernamental.

Ilegal, resultan las acciones en la provincia de Colón, donde hay casi 30 trabajadores detenidos, violándose el debido proceso y las garantías fundamentales. Donde unidades de la Policía Nacional, en funciones que no le competen, entregan cartas de despido a casi un centenar de trabajadores en huelga en el proyecto de ampliación del Canal. La Policía devolvió a los trabajadores el pliego de peticiones presentado a la empresa Unidos por el Canal a cargo del proyecto.

Cínico resulta, que el gobierno pretenda culpar a los dirigentes del movimiento social panameño de los hechos acaecidos en Bocas del Toro y Colón, pues ha sido la acción prepotente, inconsulta y antidemocrática de este gobierno la que ha conducido a que el pueblo esté en las calles contra las oprobiosas leyes pinchazo, carcelazo, chorizo y atraco. Es legítimo que el pueblo esté en lucha por la defensa de sus derechos humanos. Universalmente, es reconocido que ningún ciudadano está en el deber de acatar una ley que viola sus derechos.

Condenamos enérgicamente la violación de los derechos humanos y laborales en Panamá, la represión en Bocas del Toro, los despidos injustificados, el encarcelamiento de cientos de panameños en Bocas del Toro y Colón, la persecución contra la dirigencia sindical de Suntracs y Conusi. Redoblamos la lucha y las acciones contra la Ley 30. De continuar esta política antipopular, la huelga es inminente.

El Gobierno autoritario de Ricardo Martinelli pretende avasallar a los trabajadores. El pueblo Resiste y vencerá. Sin luchas, no hay victorias.

*SECRETARIO GENERAL DEL SUNTRACS — FRENADESO.