Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Lo que se quedó en el tintero

Algunas personas coincidirán conmigo, otras me objetarán, pero de lo que nadie jamás podrá acusarme es de no tener una opinión. Pues bie...

Algunas personas coincidirán conmigo, otras me objetarán, pero de lo que nadie jamás podrá acusarme es de no tener una opinión. Pues bien, me imagino que ya están cansados de escuchar el argumento de que no creo que se trata de un gobierno tan malo como la campaña que se le ha montado quiere hacernos creer; y sí me parece que, si sacáramos los problemas del diálogo político del escenario, se trata de un gobierno que además cumple con sus promesas de campaña, y que sus promesas de campaña corresponden a las más apremiantes necesidades de los panameños.

Lo hizo cuando nombró un excelente gerente en la Caja del Seguro Social, lo hace con el programa de reestructuración en los sectores de salud y educación; lo hace en el tema del transporte, Metrobús y Metro; y está haciendo su mejor esfuerzo en el tema de seguridad, aunque éste siga siendo el talón de Aquiles del gobierno.

Ahora, por un momento tratemos de pensar de forma no convencional. Los invito a que hagamos una lista de cosas que no nos prometió y que, no obstante, necesitan tanto una aproximación estratégica como problema, como un planteamiento de solución a mediano y largo plazo.

El primer tema que se me viene a la mente es el tema del agua. La ONU ha declarado que el siglo que iniciamos estará signado por la lucha entre países limítrofes por el vital líquido.

Necesitamos con urgencia la creación de un Instituto del Agua, que reestructure la institución y que la corporativice, siguiendo como modelos a ETESA o al Aeropuerto Internacional de Tocumen. Necesitamos que este nuevo Instituto del Agua atienda prioritariamente los siguientes temas relacionados con el vital líquido:

1. Aprovechamiento al máximo del agua que nos prodiga la estación lluviosa del país; 2. Incidencia de la lluvia sobre las viviendas, y relación entre la lluvia y el desarrollo urbano de las ciudades; 3. Saneamiento de la bahía; 4. Dotación de agua potable; y, 5. Dotación de agua para el funcionamiento óptimo del Canal de Panamá y del Tercer Juego de Esclusas.

El otro tema que tenemos que empezar a ver con mente estratégica es el de la formación del recurso humano que requiere nuestro desarrollo económico. Hay que fortalecer al INADEH, no solo como algo temporal para los trabajos de ampliación del Canal de Panamá, sino como un instituto permanente, que nos supla de la capacitación laboral necesaria para el desarrollo de nuestro país. Sería una lástima que teniendo la intención del capital de establecerse en nuestro territorio, el país no pueda ofrecerle a ese capital el recurso humano que necesita para el desarrollo de las inversiones privadas y públicas del país.

No solo tenemos que darle carácter de permanencia al INADEH, sino que también tenemos que elevarlo como un Instituto Educativo de Alto Rendimiento, que sirva a las necesidades de nuestro desarrollo.

*ABOGADO.