Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

CEMIS: Alvin Weeden hace autopsia inicial

¿quest; Qué es el Caso CEMIS? ¿Cuándo se inician o producen supuestamente el negociado y las presuntas coimas? ¿Quién gobernaba entonces...

¿quest; Qué es el Caso CEMIS? ¿Cuándo se inician o producen supuestamente el negociado y las presuntas coimas? ¿Quién gobernaba entonces? ¿Quiénes tenían que ver con un contrato tan importante que querían que firmara el gobierno y se comprometiera el Estado? ¿Los legisladores de entonces? ¿El ministro de Comercio y el gerente de la Zona Libre, quiénes tenían que opinar y actuar, aprobar o rechazar de inicio? Para conocer sobre eso, acudo a Alvin Weeden, un hombre de posturas bien puestas y amplio conocimiento de aquello por ser contralor, nada menos. El ex funcionario que conoce la creatura de la disputa, hoy un hecho mediático tumultuario, con casi nada de jurídico en el fondo, por intereses políticos en juego, nos responde:

Pregunta 1ª: Alvin, recuerdo que como contralor rechazaste la primera propuesta del CEMIS surgida del gobierno (de la presidenta Moscoso). ¿Qué consideraste puntualmente intolerable técnica y financieramente para el Estado, más que para ese gobierno arnulfista?

Pregunta 2ª: Políticamente hablando y hoy todo eso se volvió político y esencialmente mediático, y casi nada jurídico, ¿por qué el gabinete de Moscoso aprobó todo y lo envió a la Asamblea, y hoy vamos a creer que supuestamente los Rodin solo tenían que ‘engrasar o cuadrar’ únicamente a los diputados del PRD, en oposición?

Respuestas del ex contralor Weeden: ‘Estimado Roberto. En cuanto a tu primera pregunta te informo: Estudiamos en la Contraloría el primer proyecto de contrato y concluimos $< que el mismo era lesivo al interés nacional, porque prácticamente el Consorcio San Lorenzo no pagaba nada por la concesión, porque tenía derecho a descontar su inversión$> (sumillas mías). Por otra parte, la construcción del aeropuerto nuevo en France Field, dentro del área en concesión no era una obligación para el consorcio (lo hacía si quería). Estos puntos y una larga lista de otras objeciones de Contraloría, que hasta donde recuerdo sumaban alrededor de 40, motivaron que se nombrara una comisión interinstitucional compuesta por el ministro de Comercio e Industria, el presidente de la Comisión de Comercio de la Asamblea, la Contraloría, un funcionario a quien le delegué mi representación y miembros del Consorcio San Lorenzo, que discutieron y aprobaron el primer contrato aprobado por el Consejo de Gabinete básicamente por las objeciones de la Contraloría, y nace así el contrato nuevo que es aprobado por la Asamblea Legislativa como Contrato Ley’.

Weeden agrega: ‘En cuanto a la segunda pregunta, soy de la firme convicción que el Consorcio San Lorenzo tenía previamente cuadrados a funcionarios del gobierno (de Moscoso), lo que se demuestra por el leonino y antinacional primer contrato, y creo que dicho consorcio quería una rápida aprobación que no se enredara con conflictos políticos del gobierno y oposición, fundamentalmente porque en el fondo se estaba creando por el propio Estado una competencia desleal contra su propio interés; es decir, la existencia misma de la Zona Libre existente; cuando en verdad después de aprobada la concesión, se fueron develando los verdaderos manejos, cuando se descubren las actividades del guatemalteco Legorria como estratega publicitario y político del Consorcio San Lorenzo’.

De la explicación puntual y explícita de Weeden, concluyo como abogado que en el escándalo del CEMIS las y los progenitores de la creatura devenida luego en monstruo, están pasando agachados; los que pusieron los genes, el semen y los óvulos del contrato, que solo dejó de ser leonino, según el ex contralor, cuando él y sus funcionarios objetaron los daños al Estado. Sin que se deje de investigar a fondo a todos, sin excepción, me pregunto, ¿una Corte Suprema realmente jurídica, técnica y moral, no tendría que investigar la monstruosa creatura desde sus orígenes, en vez de buscar arropar ahora a los que políticamente están en oposición? ¿Cómo vamos a creer en la independencia del Órgano Judicial? ¿O es que es ‘imposible’ hacer un striptease del caso desde el origen del entuerto? ¿Cómo buscar culpables del crimen, si solo indagamos cómplices y no autores?

*ABOGADO Y MILITAR RETIRADO.