Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Combatiendo el delito financiero

Durante cinco años tuve una especial relación con el tema bancario, lo cual me permitió conocer de cerca el importante esfuerzo que real...

Durante cinco años tuve una especial relación con el tema bancario, lo cual me permitió conocer de cerca el importante esfuerzo que realiza el sistema bancario panameño en la lucha contra el delito financiero proveniente del narcotráfico y otros delitos financieros. Como centro bancario internacional, nuestro país no solo es blanco de esta clase de crimen, sino que a la par es observado con extrema rigurosidad por los organismos encargados de supervisar y controlar que los países cuenten con los mecanismos adecuados para no dejarse penetrar ‘por el dinero sucio’.

La lucha es intensa y ya sea por separado o de manera colectiva, las instituciones financieras particularmente los bancos, sin diferenciar el tipo de servicio que brindan, aplican controles manuales o automatizados en contra del delito organizado y con las características descritas. No hace mucho tuve la oportunidad de conversar con el licenciado Pablo Ruidiaz, panameño que es uno de los pocos especialistas en riesgos y prevención de blanqueo de capitales.

Confirmó que, en efecto, Panamá realiza una lucha tenaz contra este delito, iniciando con el conocimiento del cliente y seminarios y conferencias que periódicamente se realizan para capacitar a ejecutivos bancarios y personal vinculado al tema, y evitar cualquier fragilidad que exista en el sistema. Nos dijo que nunca es demasiado lo que se haga en esa dirección, porque al final está en juego la fortaleza y la reputación de las instituciones financieras panameñas y del país.

Además, ‘a la luz de las nuevas tipologías utilizadas por los lavadores, permanentemente se revisan las regulaciones relativas al Blanqueo de Capitales. También, las, nuevas instituciones reguladas (Seguros y Cooperativas), comienzan a prepararse para combatir este flagelo que está causando grandes estragos en las sociedades’.

Y no es para menos. Lo importante es que sistemas como el nuestro estén conscientes de sus fortalezas, pero también de sus debilidades. Solo así la lucha contra el dinero oscuro podrá tener buenos resultados. No es cuestión de negar si los informes internacionales son justos o no, de lo que se trata es que el sistema bancario se prepare cada día creando las barreras necesarias para que el crimen financiero entienda que Panamá los tiene detectados.

Otro detalle del que nos habló Pablo Ruidiaz es que países como Colombia, Centroamérica, el Caribe y más dramáticamente, México, ‘han sido víctimas’, igual que Panamá, ‘de esta negativa tendencia global que causa daños permanentes en las instituciones, los gobiernos y la sociedad civil’. Agrega que ‘la rampante corrupción, producto del dinero sucio, influye negativamente en los miembros de la sociedad, por lo que es necesario capacitar a los funcionarios encargados de cumplir los mandatos de la ley’, para evitar una situación lamentable como la de México.

Debo resaltar que Pablo Ruidiaz ha dedicado parte de su experiencia financiera a educar a locales y extranjeros en mejorar los controles tanto manuales como automatizados en la Prevención del Blanqueo de Capitales. Precisamente es especialista certificados por ACAMS (sigla en inglés de la Asociación de Especialistas de Prevención en el Lavado de Dinero), como experto en la materia, sustentado en su experiencia en las Mejores Prácticas de Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo.

Su esfuerzo en esta lucha se ha extendido hasta otros países donde dicta seminarios a bancos, reguladores, empresas de seguros, cooperativas, y recientemente fue invitado por la Oficina Nacional Antidrogas de Venezuela a participar como expositor en conferencia dictada a cientos de funcionarios estatales, jueces, fiscales, ejecutivos. También fue expositor, hace poco, ante entidades financieras y reguladores.

Lo interesante es saber que nuestro país está realizando su parte en esta lucha. Y que se cuenta con especialistas como el licenciado Ruidiaz, que ha extendido su experiencia hasta el CEAS en Costa Rica y ante el BID y el Banco Centroamericano de Integración Económica. De paso ha contribuido en capacitar contra el crimen financiero a las Superintendencias de Banca y Seguros en Panamá, El Salvador, Honduras y Costa Rica.

Pienso que en la medida que nuestros países se preparen para combatir cualquier fuente de financiamiento utilizada por el narcotráfico y el crimen financiero, se estará caminando en la dirección correcta para que a futuro dejemos de aparecer en las listas grises que elaboran organizaciones internacionales preocupadas por este tema.

*PERIODISTA.