Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Luigi González de la Lastra

Columnistas

Democracia y Libertades

¿Por  Cuánto tiempo más?

En los últimos años se ha visto con mayor claridad cómo grupos de comerciantes, con objetivos muy mezquinos, se han tomado la cosa pública para su propio beneficio. Estos grupos de comerciantes financian a candidatos que pueden controlar y manipular una vez lleguen al poder. Son personas sin escrúpulos, sin valores y sin principios.


Por más de veinte años ésta sociedad había dado pasos, aunque despacio, hacia una democracia funcional y hacia la garantía de libertades que tanto costó recuperar. El país estaba en un proceso de fortalecer las instituciones. Nunca antes en éste período democrático nuestro sueño de ser un país próspero y libre a largo plazo ha sido tan amenazado como ahora. 


¿Por cuánto tiempo más habrá democracia y libertades en Panamá? La respuesta la tenemos en nuestras manos. En el proceso de tomar la decisión de a quién apoyar, tuve que analizar con detenimiento mi conciencia. Quiero influir con mi voto el cambio de dirección del país, garantizarles a mis hijos un futuro próspero, en paz y con libertad. No puede haber desarrollo sin libertad, y no puede haber libertad sin instituciones fuertes. 


¿Cuál de los candidatos no tiene compromisos con esos grupos económicos que quieren mantener las cosas como están y que no les conviene tener institucionalidad en el país? ¿Qué tipo de personas tiene en su entorno? ¿Cuál de ellos tiene principios y valores similares a los míos? En pocas palabras, ¿quién me inspira confianza no por lo que dice, sino por lo que hace? Cuando encontré a esa persona, todavía había un obstáculo para darle mi apoyo: fue partícipe del actual gobierno. Al analizar el panorama con objetividad llegué a la conclusión de que en realidad Juan Carlos Varela nos salvó de una catástrofe —un gobierno de Balbina Herrera. La decisión de deponer su candidatura por el bien del país habla en su favor, no en su contra. El tiempo en que se mantuvo en el gobierno estuvo marcado por un trabajo arduo a favor de los más necesitados. Su salida del gobierno fue por tratar de mantener la decencia y parar con la corrupción. 


Mi voto será a conciencia, sé que votar por Arias o por Navarro es votar por esos comerciantes que nos quieren mantener bajo su control. Comerciantes que no se dan cuenta de que su actuar nos lleva a un despeñadero que puede crear situaciones ideales para un movimiento de extrema izquierda.